Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pescador muerto y otro desaparecido al naufragar su barco frente al cabo Finisterre

Un pescador murió y otro se encuentra desaparecido tras el naufragio de su embarcación, el pasado sábado, muy cerca del cabo Finisterre, en la Costa da Morte (A Coruña). El cadáver de uno de los marineros, José López Lago, de 40 años y padre de tres hijos, fue hallado atado a un bidón vacío junto al barco, de seis metros de eslora, a primera hora de la tarde de ayer, por lo que se supone que intentó mantenerse a flote pero falleció de hipotermia. Con la caída de la noche se interrumpió la búsqueda del otro pescador, Belarmino Castiñeiras Rivas, de 26 años y con una hija de tres meses, sin esperanzas ya de encontrarlo con vida.

Aunque no hay una explicación oficial sobre las causas del accidente, se supone que el barco con los dos vecinos de Fisterra, que salieron a faenar pese a que está prohibido los fines de semana, se fue a pique al chocar contra unas rocas cerca de la costa.

El Fervenzas III, una pequeña embarcación con casco de fibra, se hizo a la mar en el puerto de Fisterra sobre las tres de la tarde del sábado. Las condiciones meteorológicas y del mar eran aparentemente buenas, sin viento excesivo ni fuerte oleaje y visibilidad suficiente para la navegación. López y Castiñeiras se dedicaban a la pesca con sedal de lubina y sargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 2002