Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP dedicará a las familias sus principales propuestas ante las elecciones de 2003

El programa marco para los comicios apuesta por los municipios como 'garantes del bienestar'

El PP ha decidido que la familia sea el principal destinatario de sus mensajes para las elecciones del próximo mayo. La comisión que prepara el programa electoral marco, que preside Jaime Mayor, cree probado que los municipios y las comunidades son los 'garantes' de las políticas más cercanas a la gente. El 'eje esencial de ese bienestar es el apoyo decidido a las familias', asegura Eugenio Nasarre, coordinador de la comisión redactora del programa. El PP celebrará este otoño seis convenciones sectoriales que culminarán en un gran acto en enero donde presentará su 'contrato con los electores'.

El próximo día 26, Sevilla acogerá la primera de las seis convenciones. Coincidirá con la culminación de los congresos regionales, que han supuesto el pistoletazo de salida para esta larguísima campaña electoral. Ya desde el arranque, la familia brillará con luz propia en el cartel electoral popular: esa primera convención tiene como propósito las 'políticas sociales de apoyo a las familias'. Desde la convención de Sevilla, el PP se comprometerá a dar 'más protagonismo a la sociedad civil' en las instituciones que apoyan a la familia; a 'subvencionar la gratuidad' de la escolarización de los niños de entre 3 y 6 años, y a facilitar el apoyo 'sociosanitario' a las familias para que se ocupen del cuidado de sus mayores.

La comisión que preside Mayor Oreja recibió el pasado 15 de abril el encargo de preparar el programa electoral. Los trabajos realizados desde entonces, según su coordinador, Eugenio Nasarre, les han llevado a 'constatar la profunda transformación de la sociedad española desde mediados de los noventa', es decir, desde que gobierna el PP. Los 'nuevos problemas' que destaca el PP son la inmigración, las 'nuevas formas de delincuencia', la 'conciliación de la vida familiar y laboral', y la atención, que asumen las familias, tanto a los jóvenes con fracaso escolar como a los ancianos. Habrá una convención sobre inmigración, para comprometer a ayuntamientos y autonomías en la 'integración real de los inmigrantes legales'. Otra convención estará dedicada a la lucha contra la inseguridad ciudadana y decidirá cuál es el 'compromiso' del PP para 'aumentar la coordinación entre las policías locales y las fuerzas de Seguridad del Estado'.

Las otras tres convenciones difundirán la posición del PP sobre la 'segunda descentralización', es decir, el traspaso de competencias desde las autonomías a los ayuntamientos; los 'logros de las políticas de progreso', para resaltar la creación de empleo, las inversiones en infraestructuras y la rebaja fiscal; y las propuestas específicas para el 'mundo rural'. Las conclusiones de las seis convenciones sectoriales quedarán expuestas en la página web del PP para que los militantes puedan aportar sus propuestas.

El PP sostiene que el mayor traspaso de poder económico a las comunidades autónomas se ha producido desde que gobierna Aznar. Las autonomías 'ya no viven del Estado sino de sus propios impuestos, lo que implica su mayoría de edad financiera', asegura Nasarre. El PP quiere que los ayuntamientos asuman un rango similar. El proyecto de ley de financiación local, que el Gobierno quiere remitir al Congreso en noviembre, será uno de los 'activos' con los que el PP pedirá el voto en las municipales. 'Esta segunda descentralización supondrá la mayoría de edad de los ayuntamientos', asegura Nasarre, quien pronostica que los poderes locales serán 'los principales gestores' de las políticas sociales destinadas a los niños, a los jóvenes y a los mayores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 2002