Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MUJERES

La 'segunda' vida perra de Juanita Narboni

Juanita Narboni, el personaje entre imaginario y autobiográfico de Ángel Vázquez, no ha llegado a morir jamás. En los últimos cinco lustros, la novela que cuenta la vida perra de esta española solterona de Tánger ha sido una obra de culto. Como si fueran miembros de una secta iniciática, sus lectores hablaban en voz baja de sus maravillas y la consideraban una de las mejores novelas españolas del siglo XX, la mejor quizá entre las malditas. Ahora, Juanita Narboni sale de este coma; su vida va a ser llevada a la gran pantalla por otra tangerina, ésta de carne y hueso y nacionalidad marroquí: la cineasta Farida Benlyazid. La actriz Victoria Abril encarnará el personaje.

Es la segunda vez que La vida perra de Juanita Narboni, la novela que Vázquez publicó en 1976 y que acaba de ser reeditada por Cátedra, es adaptada al cine. Ya lo fue en 1982, en una película dirigida por Javier Aguirre e interpretada por Esperanza Roy, que con este papel ganó un premio en la Mostra de Venecia. Pero, en la versión de Aguirre, el complejo, atormentado y fascinante monólogo de Juanita Narboni estaba situado fuera de su contexto tangerino, en una ciudad española de provincias. Tánger no existía en ese filme, ese Tánger del que Juanita Narboni dice que es 'como una caracola que va recogiendo los peores ruidos del mundo'.

En la versión de Benlyazid, Tánger es, al igual que en la novela de Vázquez, tan protagonista como Juanita Narboni. Es el Tánger entre los años cuarenta y setenta del pasado siglo

El filme será la historia de una mujer española, Juanita Narboni, contada por un homosexual español, Ángel Vázquez, y vuelta a contar por una mujer marroquí, Farida Benlyazid

En la versión de Farida Benlyazid, Tánger es, al igual que en la novela de Vázquez, tan protagonista como Juanita Narboni. Es el Tánger entre los años cuarenta y setenta del pasado siglo, el periodo de su cenit y su decadencia como ciudad cosmopolita. Lo anuncia la primera escena del guión que ha escrito Gerardo Bellod. Es un día con viento de Levante en la bahía de Tánger y los escasos bañistas se protegen como pueden del azote de la arena. Sentada en un chiringuito, con la cabeza cubierta con un turbante fucsia, Juanita Narboni se da cuenta de que un camarero marroquí la contempla con sarcasmo. 'No me mires como si fuera un bicho raro', le espeta. '¡Anda que no hay bichos raros en Tánger! Bichos raros y maricones. Oui, pedés, tapettes and bloody queers'.

Es ésta la lengua de Ángel Vázquez y Juanita Narboni; el castellano tangerino, salpicado de andalucismos, palabras y expresiones francesas, inglesas y árabes, y, sobre todo, de jaquetía, el habla de los judíos sefardíes. Nacido en 1929 en el Tánger internacional y fallecido en una pensión de Madrid en 1980, Ángel Vázquez fue un inmenso escritor de pocas obras y un individuo tan angustiado como Juanita Narboni. Era un ser gris, feo, acomplejado, triste, homosexual, alcohólico y de poca vida social y literaria, aunque también, según sus escasos amigos, como Emilio Sanz de Soto y Eduardo Haro Tecglen, sabía mostrarse brillante y simpático en la intimidad.

Farida Benlyazid le conoció en Madrid en la segunda mitad de los setenta, en un salto que la tangerina dio desde París, donde ultimaba su doble licenciatura en Letras y Cine. Vázquez le regaló La vida perra de Juanita Narboni y ella la devoró de un tirón en el Talgo en que regresaba a París. 'Tuve la impresión instantánea de conocer muy bien a Juanita', rememora la cineasta en su perfecto castellano. 'Juanita', prosigue, 'es increíble: la vida le ha pasado por delante sin que ella haya sabido agarrarse a nada; es una mujer hundida en la soledad y la locura; un personaje amargo, negativo, resentido y patético, y, sin embargo, la quieres desde el primer momento'.

Coproducción a tres bandas

Nacida en Tánger en 1948, Farida Benlyazid es una de las mujeres más libres, bienhumoradas e inteligentes de Marruecos. Autora del guión de En busca del marido de mi mujer, una película deliciosamente crítica con los arcaísmos del código de familia musulmán, acaba de presentar en Madrid Keid Ensa (Astucias de mujer), un filme que ha escrito y dirigido a partir del cuento popular andalusí de Lala Aicha. Lo ha hecho en el II Encuentro Euro-Magrebí, promocionado por la diputada socialista Carmen Romero. Y con ocasión de esta presentación, su productora, Tinginatia, ha ultimado con la española Zap y la francesa Mandala los detalles de la segunda adaptación cinematográfica de la obra de Vázquez. El filme costará 2,5 millones de euros, será rodado el próximo año en Tánger y contará con Victoria Abril en el papel estelar.

Desde que leyó la novela en un Talgo, Farida Benlyazid soñaba con hacer una película sobre el delirante monólogo de Juanita Narboni. En los últimos años ha ido encontrando a otros miembros de la secta de adoradores de este libro, como la productora andaluza Mar Villa y el guionista Gerardo Bellod, y las piezas han ido encajando. El filme será la historia de una mujer española, Juanita Narboni, contada por un homosexual español, Ángel Vázquez, y vuelta a contar por una mujer marroquí, Farida Benlyazid. Los tres tienen en común Tánger, así que, como dice la cineasta, la película también podría empezar así: 'Érase una vez una ciudad en la que convivían todas las religiones y todas las razas...'. Y si se le dice a Farida Benlyazid que, en estos tiempos de misoginia en la ribera sur del Mediterráneo y racismo en la del norte, esta película es, más que oportuna, necesaria, la cineasta marroquí replica en jaquetía: '¡Tu boca al cielo!'. Es decir, que Dios te oiga, que todo sea para bien.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de octubre de 2002

Más información

  • LA MARROQUÍ FARIDA BENLYAZID DIRIGIRÁ LA VERSIÓN CINEMATOGRÁFICA PROTAGONIZADA POR VICTORIA ABRIL