Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Afloran restos de una aldea neolítica en el yacimiento de Penàguila

El yacimiento prehistórico del Mas d'Is (5.000 al 2.000 a. d. C.), en el término municipal de Penàguila (L'Alcoià), va completando poco a poco sus piezas desde que empezaron las excavaciones. Un grupo de investigadores dirigidos por el catedrático de Prehistoria y Arqueología de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Valencia, Joan Auban, han descubierto restos una aldea y un centro ceremonial de antiguos agricultores que poblaron esta zona del norte de L'Alcoià en el Neolítico arcaico.

El asentamiento del Mas d'Is, considerado por los especialistas como el más antiguo yacimiento no funerario del Mediterráneo, tiene una antigüedad de 7.000 años. Las primeras exploraciones de la zona comenzaron en 1998 y desde entonces se han realizado cuatro campañas. La de mayor interés ha sido la de este verano ya que ha permitido documentar la existencia de dos grandes fosos concéntricos. El profesor Joan Bernabeu indicó que las dataciones disponibles sugieren que el más exterior y reciente de estos fosos se construyó hace 6.200 años, mientras que el interior y más antiguo debió construirse unos 400 años antes. 'Contrariamente a lo que suele ser habitual en otros lugares y épocas, estos recintos no parecen encerrar ni delimitar el hábitat y probablemente fueron construidos con el fin de albergar ciertas actividades de carácter ritual y episódico llevadas a cabo por una población que vivía dispersa en el territorio inmediato', explicó.

El profesor señaló que este hecho junto con sus considerables dimensiones, unos diez metros de ancho por tres de profundidad, sugieren la capacidad de movilización de mano de obra importante y confieren a estas estructuras un carácter documental y colectivo vigente.

Nuevo sistema

En el hallazgo de esta aldea y centro ceremonial se ha ensayado un Sistema de Información Arqueológico desarrollado por los investigadores del Departamento de Prehistoria de la Universidad de Valencia y el Instituto de Tecnología Informática de la Universidad Politécnica de Valencia. Este equipo permite gestionar en tiempo real el registro arqueológico y facilitar la tarea de los arqueólogos a la hora de registrar, localizar y poder visualizar las diferentes clases de estructuras y hallazgos que se producen en toda excavación arqueológica, según informó a Efe el director de la excavación.

El yacimiento del Mas d'Is, descubierto en 1989 por arqueólogos de la Universidad de Valencia debe su nombre a una masía, hoy derruida y que fue construida en esta parcela entre los siglos XVIII y XIX. A lo largo de la historia ha tenido varios usos. En la década de los 70 su propietario explotó el terreno para la plantación de viñas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de octubre de 2002