Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a 25 'manteros' en una redada en el centro de la capital

Decomisados 4.000 discos compactos y ropa falsificada

Una operación conjunta entre agentes de la Policía Municipal y del Cuerpo Nacional de Policía contra el top manta (la venta ilegal de discos compactos falsificados) acabó ayer con la detención de 25 inmigrantes. La policía hizo la mayoría de los arrestos en la glorieta de Embajadores, lugar preferido por los manteros. Fueron decomisadas 4.000 copias y ropa de marca falsificada.

La operación comenzó sobre las cuatro de la tarde por las zonas más concurridas del distrito de Centro. El primer destino de la policía fueron los alrededores de la estación de Atocha, en la glorieta de Carlos V. Ese punto es lugar de paso de miles de personas que se dirigen a los trenes de cercanías.

Agentes de paisano de ambos cuerpos se acercaban disimuladamente a los manteros e incluso se dedicaban a mirar las copias que vendían. En un momento dado, llegaban los policías uniformados por ambos lados de las calles para evitar que salieran corriendo los vendedores.

Tras incautarles toda la mercancía, comenzaban a pasar sus filiaciones por la emisora policial para saber si tenían alguna orden de búsqueda y captura pendiente. Además, los agentes comprobaban si los vendedores ilegales estaban en España sin papeles. En el dispositivo colaboraron agentes de las comisarías de Salamanca y de las brigadas de Seguridad Ciudadana y de Extranjería y Documentación, mientras que por parte de la Policía Municipal participaron miembros de las unidades integrales de Salamanca, Centro, Chamberí, Tetuán y Moncloa, entre otras.

Peritos

También intervinieron peritos de la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual de la Obra Audiovisual y la Oficina de Defensa de la Propiedad Intelectual. Estos técnicos se encargaron de certificar que el material incautado había sido reproducido ilegalmente.

La siguiente parada de la operación se desarrolló en un lugar de gran afluencia de manteros: la glorieta de Embajadores. La primera intentona resultó fallida porque los vendedores ilegales se percataron de la presencia policial y salieron corriendo. Sin embargo, media hora más tarde, los agentes cayeron por sorpresa y arrestaron a una veintena de inmigrantes. Esta actuación fue tumultuosa y la policía empleó cierta contundencia para reducir a alguno de los vendedores de discos pirata, según algunos testigos.

Tras ser cacheados, fueron conducidos a la comisaría de Salamanca, que se encarga de las investigaciones tras la denuncia presentada en este centro policial por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Ésta considera que los manteros constituyen un delito de defraudación de los derechos de la propiedad intelectual, al copiar soportes musicales sin tener las preceptivas autorizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002