Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat impulsará cinco nuevos centros para el arte contemporáneo fuera de Barcelona

El plan de promoción de la creación visual incluye una mayor dotación presupuestaria

'Queremos convertir Cataluña en centro de creación de arte contemporáneo'. Vicenç Llorca, director general de Promoción Cultural, acompañó esta declaración con la presentación de un escueto plan de promoción de las artes visuales que incluye medidas como el aumento del presupuesto destinado a este concepto, que este año ya ha aumentado el 27% respecto al ejercicio anterior, y el anuncio de la creación de una red de cinco centros de arte contemporáneo fuera de Barcelona que se pondrá en marcha mediante convenios con los ayuntamientos.

El punto más importante en el plan de promoción de las artes visuales, que se aplicará entre 2002 y 2004, es el prometido aumento presupuestario. Llorca señaló que en 2002 el presupuesto ya aumentó en un 27%, el 10% más que la media del Departamento de Cultura. El presupuesto directo de artes visuales -que no incluye las aportaciones a museos ni las campañas promocionales- pasó de 2,8 millones de euros en 2001 a 3,6 millones en 2002. 'Las artes visuales son ahora una línea prioritaria del Departamento de Cultura y el presupuesto seguirá creciendo', afirmó Llorca. 'Nuestro objetivo es incentivar la creación y la producción, y esto supone aumentar el número de becas, que seguirá creciendo, además de aumentar la calidad', añadió Josep Parera, que ayer realizó su primera presentación pública como delegado de artes visuales de la Generalitat.

Otra de las novedades fue el anuncio de la creación de una red territorial de centros de arte contemporáneo. De momento ya está prevista la inauguración en la primavera de 2003 de La Panera, en Lleida, y hay conversaciones con el Ayuntamiento de Tarragona para situar allí otro centro, probablemente en la vieja fábrica de la Chartreuse. Se trata de espacios que serán de titularidad y gestión municipal, pero en los que la Generalitat se compromete a invertir hasta 300.000 euros en su rehabilitación además de colaborar económica y técnicamente en la puesta en marcha de los proyectos. Otras zonas en las que se situarían centros similares serán las comarcas de Girona, la Cataluña Interior (en el eje Vic-Tona-Manresa) y la zona Sur (Tortosa-Amposta). Otras líneas de actuación del plan incluyen la proyección exterior a través del Instituto Ramon Llull y el compromiso de apoyar económicamente las ferias Artexpo y New Art.

Sala Verdaguer

Por primera vez, el delegado de artes plásticas no es a la vez director del Centro de Arte Santa Mónica, que tiene un responsable independiente. Josep Parera, sin embargo, será el encargado de programar la nueva Sala Verdaguer, situada en unas dependencias anexas al Palau Moja, en La Rambla. Este espacio comenzará su programación habitual en febrero de 2003 con una retrospectiva del escultor Josep Maria Subirachs. Le seguirá una exposición de obra reciente de Modest Cuixart (mayo-junio); una colectiva homenaje a Josep Maria de Sucre que analizará el contexto cultural y artístico de los años cuarenta (julio-septiembre) y, en octubre, una exposición temática en la que el joven crítico Àlex Mitrani analizará el arte catalán de la posguerra de los cincuenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002