Cartas al director
i

Desde dentro de Seat

Como trabajador de dicha empresa, busco un lugar donde expresar otra opinión.

Nos han convertido en el 'ojo del huracán' y poca palabra hemos tenido ante la opinión pública los/as principales perjudicados/as.

Se nos ha culpabilizado de esta situación por no querer aceptar más flexibilidad laboral; en otras palabras, nos tachan de 'vagos'.

Seat es una más de las empresas donde se baten, año tras año, récords en horas extras trabajadas. Donde, según convenio, la empresa puede convocar 39 festivos como laborables; con un llamado corredor de vacaciones, que va desde julio a septiembre, y donde los festivos acumulados nos los van pasando de año en año para que al final no los disfrutemos nunca.

Así parece que el desencadenante de esta situación fue un calendario del año en curso firmado el pasado 4 de julio, donde se incluían cinco festivos en el mes de octubre, y al mes siguiente te dicen que los quieren desplazar al segundo semestre de 2003, pues la cosa suena a farsa. Entonces la empresa se monta un sondeo que lógicamente sale que 'no'. Por algo será.

Creo, por tanto, que tanto sindicalistas como políticos tendrán que preocuparse más por las condiciones laborales que de los beneficios empresariales. Y que valoren también la opinión de una plantilla que dijo 'no' a este chantaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50