Una joven muere de un disparo mientras jugaba con una pistola con una amiga

Una joven de 16 años, Rosa María M. C., murió en la madrugada de ayer en su vivienda de Málaga como consecuencia de las lesiones que le produjo un fatal disparo de una pistola con la que jugaba con una amiga, que presuntamente fue la autora del tiro. Esta chica, de 20 años, fue detenida ayer por la Policía junto al compañero sentimental de la madre de la joven fallecida, puesto que carecía de permiso para la posesión del arma. Pese a todo, la policía interpreta que el suceso se produjo de forma fortuita.

Las dos jóvenes estaban solas en la vivienda, situada en el tercer piso del número 8 de la calle Victoria - en pleno centro de Málaga, junto a la plaza de la Merced-, cuando ocurrieron los hechos, sobre las 0.30 horas del sábado, según fuentes policiales.

El equipo sanitario de emergencias del 061 que se trasladó al lugar para asistir a la joven apenas pudo hacer nada por salvarle la vida, y la muerte se produjo 'prácticamente en el acto', según informó ayer un portavoz de la Empresa Pública de Emergencias de Andalucía.

Según precisó esta fuente del 061, la bala atravesó el cuerpo de la joven con una trayectoria ascendente. Le penetró por la zona izquierda del abdomen, bajo las costillas, y le salió por la parte contraria del hombro.

El arma, un revólver mágnum del calibre 44, pertenecía supuestamente al compañero sentimental de la madre de la joven fallecida, que sin embargo carecía de la preceptiva licencia para tenerla. Por este motivo, la Policía detuvo ayer al hombre, David S. G., acusado de un presunto delito de tenencia ilícita de armas.

Aunque en una primera versión de los hechos se identificó al hombre como guardia jurado, la Policía confirmó ayer que carecía de tal categoría y que trabajaba como portero en una sala de fiestas, pero que no tenía ningún tipo de autorización y que la pistola carecía de licencia y de guía.

También fue detenida la chica presunta autora del disparo, aunque fuentes policiales consultadas matizaron que se encontraba 'retenida hasta que se esclarezcan los hechos'. Las fuentes policiales consultadas no obstante señalaron que la hipótesis más probable es la del accidente. Las mismas fuentes no pudieron precisar como las adolescentes tuvieron acceso a la pistola y si ésta estaba o no oculta en la vivienda, datos que, según dijeron, están sujetos a investigación.

Un vecino del mismo edificio de la vivienda donde se produjeron los hechos aseguró que la familia residía en el lugar desde hace poco tiempo, en un piso de alquiler, y que todo el vecindario está convencido de que se trató de un accidente en el que 'nadie tuvo la culpa'. Algunos vecinos admitieron que oyeron el disparo, pero que no le dieron importancia porque pensaron que se trataba de un petardo o un cohete de la fiesta de ambiente medieval que este fin de semana se celebra en la plaza de la Merced.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50