Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronaldo por Cambiasso

Guti se pasa horas enganchado a la consola de videojuegos. En su casa y en los hoteles, cuando se concentra, practica el fútbol virtual. Tanto, que a fuerza de pasarse horas ensayando combinaciones raras con la palanca y los ocho botones, inventando regates detrás de la pantalla, se ha convertido en un crack virtual.

Ayer Guti hizo una demostración en público, enfrentándose a Baraja, del Valencia, y Luque, del Deportivo, en la presentación de un nuevo juego. Y, puesto a hacer de entrenador, confeccionó la alineación de su equipo, el Madrid, con Ronaldo en la punta. Por detrás, él se ubicó en el sitio que últimamente viene ocupando Cambiasso, de media punta.

Guti no paró de sonreír, con esa sonrisa transparente que le caracteriza, mientras reveló la verdad sobre sus ambiciones virtuales. 'Quité a Cambiasso', dijo, tentado de risa; 'es un gran jugador pero había que quitar a alguien. Quería jugar con Ronaldo, me encantaría jugar con él y considero que somos compatibles'.

Dejar a Makelele para que le cubra la espalda, poner a Zidane a su izquierda, a Figo a su derecha, y a Raúl y Ronaldo por delante, para recibir sus pases, puede ser el sueño de cualquier chaval madridista. El de Guti, seguro que sí. Eso es lo que hace durante horas en la pantalla de juegos. 'La verdad', confiesa, 'es que juego bastante y es un palo para mi mujer, que me dice que juego demasiado'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de octubre de 2002