El Consejo de la Abogacía catalana reclama los papeles de Salamanca

El Consejo de la Abogacía catalana se ha sumado a las instituciones que solicitan el retorno de los documentos catalanes depositados en el Archivo de Salamanca. En su última reunión, el consejo acordó 'solicitar al Gobierno y el Parlament de Catalunya que inicien las acciones legales que consideren más pertinentes para recuperar la totalidad de los fondos documentales catalanes que se guardan en Salamanca, especialmente los que fueron confiscados en despachos de abogados de Barcelona y Manresa y en el Colegio de Abogados de Lleida'.

Según la nota remitida por el consejo, estos documentos fueron requisados en 1938 con el objetivo de obtener información sobre los clientes de estos abogados. Entre los despachos privados en los que fueron confiscados documentos figuran el de los abogados barceloneses Marià Rubió Tudurí y Odó y Amadeu Hurtado.

El Consejo de la Abogacía catalana se ha adherido a la Declaración para la devolución de los documentos de Salamanca que promueve la Comisión de la Dignidad y también ha mostrado su rechazo a la exposición Propaganda de guerra, que se inaugurará en octubre en Salamanca y que está integrada por los documentos confiscados por los funcionarios franquistas en archivos públicos y privados, muchos de ellos catalanes. 'El consejo lamenta, por otra parte, la posición de la ministra de Cultura, Pilar del Castillo, que en calidad de presidenta del Patronato del Archivo de Salamanca ha rechazado devolver esta documentación a Cataluña y ha dado por resuelta la polémica', añade la nota.

Moción en Lleida

El retorno de los papeles de Salamanca fue también ayer el centro de una polémica sesión del Ayuntamiento de Lleida en la que se aprobó una moción presentada por los grupos municipales de CiU y ERC en la que se exige la devolución de los documentos. Todos los grupos municipales, excepto el del PP, que se abstuvo, votaron a favor de la propuesta. El consistorio leridano, que con este acuerdo se adhiere a la declaración sobre el retorno de los papeles de Salamanca promovida por la Comisión por la Dignidad, reclama también que se cumpla 'sin más dilaciones' el acuerdo del Consejo de Ministros de 15 de marzo de 1995 sobre la restitución a Cataluña de los fondos documentales confiscados durante la guerra civil. Todos los grupos municipales criticaron la postura del PP en favor de conservar la unidad de los archivos de Salamanca. El alcalde de Lleida, el socialista Antoni Siurana, dijo en una intervención muy enérgica que los argumentos esgrimidos por el PP de Lleida le producían 'una gran vergüenza'.

La reclamación podría llegar hasta el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos de Estrasburgo. Europa Press informa de que 198 socios de Òmnium Cultural han firmado una carta para llevar a España ante esta instancia jurídica por la negativa del Gobierno a devolver los documentos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS