Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Historia

José Luis Gimeno, alcalde de Castellón, es muy libre de pensar como quiera, pero lo que no puede hacer es falsear la historia. Tenemos memoria y por eso le diré que la dictadura lo cambió todo: la Puerta del Sol, las calles, etc. Mire en los Hermanos Bou la famosa Falange, antes fue La gota de leche, un parbulario para mujeres que trabajaban en almacenes de naranjas y que cotizaban su seguro con diez céntimos. La dictadura se apropió de las casas del pueblo y se llamaron centros de reunión. En cada pueblo teníamos una escuela, materiales y libros pagados por el gobierno republicano: enseñanza libre. ¿Sabe lo que hizo la dictadura? Apartó a todos los que se habían ganado su puesto por oposición: médicos, maestros... Este verano enterraron las cenizas del profesor Estebe, con quien tan mal se portó el régimen. También le nombraré a Ricardo Selma, gran republicano que fue presidente de la Diputación y que murió solo. Quien fue el golpista se adueñó de todos los derechos adquiridos y se instaló en el Palacio Real. ¿Sabe cómo se le llama a esto? Sencillamente okupa. Eso fue lo que hizo la dictadura.

Posdata: en las Normes de Castelló del 32 tendrá buenos datos firmados por aquellos hombres republicanos. Y no nombraré las cartillas de racionamiento que llegaron hasta 1952.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de septiembre de 2002