Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Liga de Campeones | FÚTBOL

El Spartak y su insólita sucesión de calamidades

El rival del Valencia tiene al jugador bandera lesionado, a la joven promesa sancionada, al entrenador enfermo y el campo cerrado

Es casi imposible que a un equipo se le presenten tantas calamidades juntas como las que ha acumulado el Spartak de Moscú en el último mes: el capitán y jugador bandera, Titov, se lesiona de gravedad, operado de una rotura de ligamentos en la rodilla; la joven promesa, el delantero Sytshev, se rebela contra el club y es sancionado por la federación rusa con cuatro meses por querer marcharse y romper su contrato; el entrenador y ex seleccionador ruso, Oleg Romantsev, cae enfermo aquejado de dolencias en el hígado y problemas de ansiedad; la UEFA cierra el estadio del club para la Liga de Campeones por tener un césped artificial; el equipo no gana desde el 16 de agosto pasado... Por si fuera poco, al estadio del Dínamo de Moscú donde se disputa el partido esta noche (18.00 horas,, Canal +) sólo acudirán unos 5.000 espectadores: el precio de las entradas (entre 25 y 80 euros) es demasiada elevado. En este contexto, llegó el entrenador del Valencia, Rafa Benítez, y declaró: 'El Spartak es un equipo importante con jugadores importantes'. Y, claro, los periodistas rusos, creyendo que les estaban tomando el pelo, sometieron al técnico español a un interrogatorio. ¿Cuál es la última vez que ha ganado el Spartak? ¿Qué jugadores son los que destacaría? ¿Se ha traído usted a los titulares? ¿Cuántos minutos cree que puede aguantar el Spartak antes de ser goleado?

'Son ustedes muy incisivos', respondió Benítez mientras trataba de demostrar que, efectivamente, conocía muy bien al Spartak. 'Puedo hablar de Beschastnykh y algunos otros, pero los nombres son más difíciles', comentó el técnico. 'Pues diga los números', le sugirieron. 'He visto tres vídeos, las ojeras son de eso, y sí ... el 55, el 18, el 7, que es un zurdito, el 3, el 14'. ¿Pero qué vídeos ha visto?, le insistieron. 'Uno que juega contra el Lokomotiv '. De los otros dos rivales ya no dio detalles Benítez, pero para entonces los informadores rusos parecieron darse por satisfechos.

En tan sólo unas semanas, todo ha cambiado a peor para el Spartak, que el año pasado ganó la Liga rusa. No ha podido vencer en los últimos cinco encuentros y ha habido una derrota que le ha dolido especialmente: el 2-0 de la semana pasada ante el Basilea suizo. Las críticas se han cebado sobre Romantsev, que dirige una auténtica Torre de Babel, con 15 jugadores extranjeros (7 de las ex repúblicas soviéticas, dos brasileños, dos nigerianos, un senegalés, un camerunés, un jamaicano y un macedonio). ¿El motivo? Romantsev piensa que no salen buenos futbolistas rusos.

Después de haber arrollado al Liverpool en la primera jornada (2-0), el Valencia llega a la cita de hoy muy seguro de sí mismo. Es la consecuencia de un buen arranque de temporada y de una levantar un 0-2 en el último partido de Liga, ante el Málaga en La Rosaleda (2-2). Sin más escollos, pues, para la victoria que el brusco cambio de temperatura que experimentará esta noche en Moscú: de los 25 grados de Valencia pasará a los 5 que puede haber a la hora del partido en la capital rusa.

Spartak: Cherchesov; Tchuisse, Moisés, Mitreski, Kovtun; Kebe, Koudriashov, Kalynichenko, Hlestov; Flo y Beschastnykh.

Valencia: Cañizares; Curro Torres, Pellegrino, Ayala, Carboni; Angulo, Albelda, Baraja, Vicente; Aimar y Carew.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de septiembre de 2002