Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Liga de Campeones | FÚTBOL

El Milan mide al Depor sin Valerón

Irureta admite que cambiará el juego del equipo gallego sin la figura estelar de sus hazañas europeas

El equipo que en unos meses arrasó con Old Trafford, Highbury y el Olímpico de Múnich, al que los apostadores británicos sitúan ya como el cuarto favorito a ganar la Copa de Europa, regresa a la competición esta noche (20.45, TVE-1) gravemente mutilado. El Deportivo recibe al Milan en Riazor y se anuncia una gran confluencia astral: Rivaldo, Rui Costa, Maldini, Nesta, el Makaay desatado de las últimas semanas... Muchas estrellas, pero insuficientes para evitar la nostalgia por Valerón, que ayer acudió con muletas al estadio que tanto lo echará de menos en los próximos dos meses. 'No hay dos futbolistas iguales, por lo que será inevitable que el equipo juegue de forma diferente', admitió el entrenador, Javier Irureta, quien deberá improvisar soluciones porque no tiene otro mediapunta estricto en la plantilla.

En otros tiempos, el disgusto por la fractura de Valerón quedaría compensado con las expectativas que siempre generaba Djalminha. Pero el brasileño se fue cedido al Austria de Viena sin tiempo a buscar otro recambio para Valerón. Irureta se esforzó ayer por limitar la gravedad del daño y hasta se puso en guardia cuando se le preguntó si la ausencia puede originar cierta confusión táctica en el equipo. 'Yo nunca he jugado aquí con un esquema fijo. En todo momento hemos tenido variantes', replicó. Lo cierto es que todas las soluciones implican el traslado de algún futbolista desde su posición natural.

El lugar de Valerón lo podría ocupar Fran, pero su relevo en la banda izquierda, Amavisca, está lesionado. Otra alternativa sería jugar con dos delanteros natos, uno de ellos algo más retrasado. Para esa posición por detrás del nueve Irureta prefiere a Tristán, que no está en plenitud física, antes que a los otros dos arietes de la plantilla, Makaay y Luque, con menos recursos para jugar fuera del área. La tercera opción consistiría en adelantar a uno de los medio centros con más vocación ofensiva, Sergio o Acuña. Por lo visto en el entrenamiento de ayer, esa es la solución escogida por Irureta para hoy, con Sergio en el puesto de Valerón y el paraguayo Acuña -titular por primera vez- unos metros más atrás, junto a Mauro Silva.

Valerón, que no tendrá que llevar escayola porque su fractura de peroné fue limpia, acudió ayer al estadio a saludar a sus compañeros y, un tanto a regañadientes, accedió a hablar con los periodistas. El jugador tenía cierto reparo en hacer declaraciones para que no se cargasen las tintas contra Peña, el defensa del Valladolid que lo lesionó. Y en esa línea, no sólo evitó quejarse de las entradas de los rivales o de la benevolencia de algunos árbitros con el juego duro, sino que incluso disculpó a Peña: 'Yo estoy un poco afectado, aunque él, que me llamó por teléfono, también lo está. Creo que se le fue la mano, pero estoy seguro de que no tenía intención de lesionarme'. Así es Valerón, un tipo que se mueve en el ambiente del fútbol, tantas veces despiadado, sin abandonar nunca su actitud angelical, como un Gandhi perdido entre caníbales que no renuncia a la sonrisa ni cuando se lo van a comer. 'Son cosas que pasan y no hay que darle más vueltas', repitió como una letanía ante la insistencia de los periodistas por arrancarle un reproche o una lamentación.

Irureta fue algo más duro con Peña. 'Una entrada como esa, en el primer balón que toca al entrar en el campo, siempre invita a conjeturas', subrayó. Pero el técnico también evitó reclamar sanciones contra el defensa del Valladolid: 'Por mí, que tenga mucha salud y que le vaya muy bien. A mí no me consuela que lo sancionen. Lo único que me importa es que he perdido a un jugador que estaba en el mejor momento de forma desde que llegó aquí, hace dos años y medio'.

La expedición del Milan aterrizó a A Coruña en medio del barullo por la lesión del centrocampista del Deportivo y no pudo sustraerse al asunto. Todos reconocieron la valía del jugador, pero restaron trascendencia a su baja. 'El Deportivo jugará igual, estoy seguro. Y nosotros tampoco vamos a cambiar', afirmó el entrenador, Carlo Ancelotti. 'Makaay también sabe marcar goles sin Valerón', agregó Rivaldo.

Deportivo: Juanmi; Scaloni, César, Naybet, Romero; Acuña, Mauro Silva; Víctor, Sergio, Fran; y Makaay.

Milan: Dida; Simic, Nesta, Maldini, Kaladze; Gatusso, Pirlo, Seedorf; Rui Costa; Inzaghi y Rivaldo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de septiembre de 2002