Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FIESTAS DE LA MERCÈ

Un poema de fuego abre Diagonal Mar

El acto de inauguración, el sábado, del parque Diagonal Mar se celebró con espectáculos de teatro de calle. A eso de las ocho de la tarde, entre el gentío avanzaban las tremendas hormigas de Sarruga. El espectáculo anunciado era Formica Rufa, pero no se presentó. Lo que hubo fueron los estupendos muñecos articulados, marionetas gigantes, de diferentes espectáculos de esta compañía. Estaban los peces con los que recrearon el mundo submarino. Estaban las hormigas, pero era sólo el deambular de los gigantescos insectos entre la masa de público, seguramente demasiado densa como para permitir las evoluciones que exige la narración de lo que ocurre en un hormiguero. Al final, en un pequeño ruedo de público, una lucha de dragones con los que Sarruga mostró su habilidad en el manejo de las bestias humeantes.

El plato fuerte de la inauguración fue, sin embargo, la instalación de fuego del grupo francés Carabosse, que poco a poco fue llenando el parque de llamas geométricas. Con Les installations de feu logran el efecto hermoso y sorprendente, desde lejos apocalíptico, de que todo arde, como durante la erupción de un volcán. También el reflejo de las llamas en el agua del lago contribuyeron a esta sensación deliciosamente infernal. La instalación consiste en macetas con cera distribuidas por todo el parque que poco a poco fueron encendiendo y elevando llamas de un color rojo que hacían que el parque pareciese fantasmagórico, a través del humo y de la trémula luz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de septiembre de 2002