Los etarras detenidos en Luchon tenían datos de ediles del PP y el PSOE

Un sospechoso de violencia callejera cayó por un barranco cuando trataba de huir a Francia

Los dos presuntos etarras detenidos el viernes en Luchon (Francia), Óscar Zelarain (28 años) y Andoni Otegi (27 años), ambos de la localidad guipuzcoana de Tolosa, tenían abundante información sobre concejales y cargos públicos del PP y del PSOE del País Vasco y del resto de España, según fuentes de la investigación. El primero es hijo de otro activista huido a México en 1987, Pedro María Zelarain. Ahora se encuentra en prisión en España tras ser entregado por aquel país en 1998.

Ambos detenidos, que formaban parte de un comando legal (terroristas no fichados por la policía), iban a pasar este fin de semana a España para cometer atentados inmediatamente, según informó el viernes el ministro del Interior, Ángel Acebes. Ayer seguían en Toulouse para ser trasladados a la División Nacional Antiterrorista (DNAT) de París, donde se procederá a su interrogatorio.

Más información
Detenida en Hernani una novena persona en relación con el arresto de los jefes de ETA
ETA mata a un guardia civil y hiere a otros cuatro en un atentado cerca de Leitza

Con ellos son ocho los detenidos por su vinculación a ETA desde que el pasado lunes la policía francesa apresara a Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Mujika Goñi. Ambos cabecillas fueron procesados y encarcelados en París el viernes por la noche por un delito de asociación de malhechores con fines terroristas.

Por otra parte, un hombre de San Sebastián buscado por la Guardia Civil por su presunta implicación en actos de violencia callejera fue localizado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Navarra, en Pamplona. Fue ingresado como consecuencia de las heridas sufridas al caer por un barranco de 45 metros cuando trataba de cruzar la frontera hacia Francia. Una persona de unos 25 años acudió el pasado miércoles a pedir ayuda y señalar la presencia del herido a un caserío en la localidad navarra de Aranaz, en el límite con Francia, y después desapareció. Este hecho hizo sospechar a la Guardia Civil, que inició las gestiones para identificar al herido, que sufre traumatismo craneoencefálico y ha quedado bajo custodia.

Se trata de Asier Indart González, de 21 años. Es una de las personas que huyeron hace días de la capital guipuzcoana a raíz de una operación realizada por la Guardia Civil contra grupos de violencia callejera que se saldó con 15 detenidos. La policía realiza pesquisas para identificar y localizar al hombre que dio aviso del accidente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS