Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Helms sugiere la retirada de las bases de terreno alemán

Varios políticos republicanos han puesto el grito en el cielo por la sugerencia de la ministra de Justicia alemana que comparaba la política agresiva de Bush contra Irak con los métodos empleados por Hitler. La Casa Blanca ha lamentado el comentario, que, según fuentes oficiales, "ha cruzado la línea de lo permisible".

Un grupo de senadores y congresistas republicanos han aprovechado la polémica para atacar la postura antibelicista de Alemania sobre Irak. El más indignado entre ellos es sin duda Jesse Helms, uno de los senadores más conservadores del Capitolio.

Helms ha llegado a sugerir que el Gobierno de EE UU debería empezar a pensar en la posibilidad de trasladar a otro país las bases militares de Alemania, a menos que Schröder, si gana la reelección, no inicie un diálogo "constructivo" sobre Irak. Según el senador, que es el republicano de más alto rango en el comité de Relaciones Exteriores, el canciller alemán "ha dañado las relaciones entre ambos países de una manera difícilmente reparable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 2002