Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un matarratas en la comida causa la muerte a decenas de chinos

Más de cien personas han muerto, muchas de ellas jóvenes estudiantes de secundaria, tras ingerir comida en mal estado en un restaurante de la provincia oriental china de Jiangsu, un local en el que la policía ha hallado matarratas en los alimentos y ha detenido a su dueño. El número de víctimas podría aumentar en las próximas horas, ya que más de 500 personas resultaron intoxicadas el pasado sábado en el establecimiento, una sucursal de la cadena Heshengyuan Leche de Soja situado en la localidad de Tangshan.

A falta de datos oficiales, han sido algunos funcionarios locales y los medios de comunicación quienes han aportado las cifras, que dan cuenta de que al menos 200 víctimas continúan hospitalizadas en estado grave en más de diez hospitales de Tangshan y localidades aledañas. Medios pro gubernamentales han asegurado que los ministerios de Seguridad Pública y de Sanidad están investigando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 2002