Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Ricardo Miño estrena en la Bienal su concierto de piano 'Mass flamenco'

La XII Bienal de Flamenco de Sevilla tiene hoy en cartel a una misma familia, pero en dos conciertos que se celebran juntos en el teatro Lope de Vega. El hijo, el pianista Pedro Ricardo Miño, estrena el espectáculo Mass flamenco con todos los temas compuestos por él, desde la granaína inicial a la rumba, pasando por la soleá, la alegría, un fandango de Huelva, una bulería, tangos, tanguillos y, especialmente, una farruca dedicada a Gades, al que el joven pianista considera el maestro de las farrucas y que supone para él un reto. 'Nunca he tocado por farrucas con público. Es lo que más respeto me causa', confesó ayer. Pedro Ricardo Miño une a su formación académica y su cultura flamenca el conocimiento de otras músicas en Estados Unidos, donde el año pasado ofreció 26 conciertos. Allí conoció al músico indio Ravi Shankar, que en un ensayo le pidió que interpretara algo flamenco. 'No toqué flamenco, sino algo más abierto. Me quedé sorprendido, porque después me dijo: 'Quiero más flamenco, tócame por seguiriyas', relató el pianista. Una anécdota que le inspiró el título del concierto, Mass flamenco.

Sus padres, Pepa Montes y Ricardo Miño, ponen el baile y el toque en Cal y sal. Cañas, bulerías, alegrías, rondeñas y jaleos en un espectáculo con música, vestuario e ideas renovadas. 'La soleá, la caña y el polo de Tobalo es la cal; la sal es la alegría de Cádiz, la rondeña...', dijo el guitarrista para explicar la concepción del espectáculo. Ambos insistieron en que el público verá cañas renovadas, 'porque puede haber mil formas de ejecutarlas, igual que la soleá'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 2002