Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el trabajador herido en el incendio de la refinería de San Roque

Francisco Javier Reyes Guillén, el trabajador de la contrata Mavisa que el pasado jueves sufrió graves quemaduras en el 95% de su cuerpo durante un incendio registrado en la refinería Gibraltar de San Roque (Cádiz), propiedad de Cepsa, murió ayer de madrugada en la unidad de quemados del hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

La dirección de la refinería no amplió ayer más información sobre el suceso y se remitió a la comisión de investigación abierta para esclarecer el accidente y en la que está representado el comité de empresa.

La víctima sufrió las quemaduras cuando salía de la caseta en la que se encontraba soldando una chapa metálica con un soplete. Aunque todo apunta a que el origen del siniestro fue un escape incontrolado de gas, una comisión técnica establecerá exactamente las causas del accidente laboral.

El sindicato CC OO en el Campo de Gibraltar anunció ayer que pondrán en conocimiento de la Fiscalía todos los datos que puedan aportar. Además, esta central sindical también confirmó su intención de personarse como acusación particular en el proceso legal abierto sobre la muerte del trabajador.

Francisco Javier Reyes Guillén, de 30 años, era oficial de primera de la empresa Mavisa y se encontraba desde el jueves, tras el suceso, en el hospital sevillano, a donde fue trasladado en helicóptero tras recibir una primera asistencia en el centro hospitalario de La Línea. Ingresó con quemaduras de alto grado en todo el cuerpo y lesiones pulmonares ocasionadas por la inhalación del monóxido de carbono generado por el humo. La muerte se registró a las seis de la mañana de ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 2002