Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 77 personas mueren al descarrilar un tren al este de India

Las autoridades barajan la hipótesis de un atentado de la guerrilla

Al menos 77 personas murieron y 200 han resultado heridas en el descarrilamiento de un tren en el Estado indio de Bihar, en el este del país. La tragedia se produjo en la madrugada del lunes, cuando el tren de lujo Rajdhani Express, que transportaba 605 pasajeros, atravesaba un puente sobre el río Dhave. Las autoridades indias manejan dos hipótesis encontradas: la del accidente y la del sabotaje.

El tren, que unía las ciudades de Calcuta y Nueva Delhi, descarriló y 16 de sus 18 vagones se salieron de la vía. Uno de ellos cayó al río con 68 viajeros en su interior y dos vagones más quedaron suspendidos en un puente.

'Nuestros informes preliminares dicen que esto ha sido un atentado', afirmó ayer el secretario de Estado de Ferrocarriles, Bandaru Dattatrya, después de que las primeras informaciones revelaran que habían sido arrancados 13 metros del raíl izquierdo de la vía. Dattatrya y otras fuentes oficiales culparon directamente a la guerrilla maoísta que opera en este Estado, uno de los más pobres del país. El Centro Comunista Maoísta es una guerrilla que, desde 1967 lucha violentamente contra el sistema de castas aún vigente de facto y por la redistribución de la tierra. Aunque ha cometido sabotajes contra trenes en el pasado, siempre ha avisado con anterioridad.

La teoría del atentado fue desestimada por el viceprimer ministro indio. 'Yo no tengo información alguna de este tipo. Parece un accidente', declaró Lal Krish Advani. Fuentes policiales de la región también respaldaron la tesis del accidente, informa Reuters. 'Las autoridades ferroviarias se han precipitado en la conclusión', declaró un inspector de la policía local.

El número de cadáveres identificados ascendía ayer a 77, pero se prevé un aumento en las cifras oficiales de muertos y heridos. Fuerzas del Ejército fueron enviadas al lugar de la tragedia para colaborar en las tareas de rescate, dificultadas por las intensas lluvias monzónicas que están cayendo en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de septiembre de 2002