_
_
_
_

Empresas con pérdidas participadas por la Generalitat copan la corporación de las cajas

La nueva sociedad excluye las firmas que más beneficios generan a CAM y Bancaixa

La nueva sociedad creada por Bancaixa y CAM para realizar y canalizar inversiones comunes se sustenta básicamente con las acciones que las dos cajas valencianas tienen en empresas en las que también participa la Generalitat (Terra Mítica, Euroinfomarket, Hospital de la Ribera e Infraestructuras y Servicios de Alzira). Las participaciones que las cajas tienen en sociedades con beneficios, como las del sector inmobiliario, no han sido incluidas en la corporación. La financiación de la empresa correrá exclusivamente a cargo de las dos cajas de ahorros valencianas.

Más información
Beut, incompatible

La nueva corporación de las cajas, que ayer echó a rodar tras la firma de su constitución en Alicante, reduce a siete el número de empresas participadas por CAM y Bancaixa: Terra Mítica (20%), Ribera Salud (30%), Euroinfomarket (50%), Infraestructuras y Servicios de Alzira (30%), Áurea (6%), Invercova I (12,50%) e Intercova II (14,70%). En las cuatro primeras, que arrastran pérdidas, también participa la Generalitat. Las sociedades que más beneficios reportan a las dos cajas valencianas han sido excluidas de Cartera de Participaciones Empresariales, entre ellas las inmobiliarias. No están dentro NH Hoteles, Bami ni Sol Meliá, entre otras. Enagás, propietaria de la red de gaseoductos españoles, entrará 'a medio plazo', según ambas entidades.

Los presidentes de la CAM y de Bancaixa, Vicente Sala y Julio de Miguel, respectivamente, explicaron ayer la composición accionarial de la nueva sociedad, participada al 50% por ambas entidades. El consejo de administración está copresidido por Arturo Virosque, vicepresidente de Bancaixa y Antonio Gil-Terrón, su homólogo en la CAM, que rotarán anualmente uno al frente de este órgano y el otro de la Junta General. Gil Terrón será el primer presidente del consejo de administración de la nueva sociedad, que tendrá sus oficinas en la sede central de Bancaixa.

En rueda de prensa, Sala y de Miguel indicaron que la nueva sociedad permitirá compartir inversiones comunes para aprovechar sinergias, así como realizar inversiones que, por su volumen o riesgo asociado, no podrían ser abordadas por separado, todo ello para tomar presencia en sectores 'base y claves' para el desarrollo regional. Ambos dirigentes incidieron en el beneficio que la corporación reportará a la Comunidad.

Pero será a muy largo plazo. Según Sala, esta sociedad constituye un proyecto de desarrollo 'a largo plazo', porque 'configurar una cartera de estos sectores requiere de tiempos dilatados para seleccionar y aprovechar las oportunidades que ofrezca el mercado'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La corporación cuenta con un capital social inicial de dos millones de euros. El valor de las participaciones aportadas por los socios será de unos 93,5 millones de euros. Sala indicó al respecto que esta cartera les va a permitir invertir 'con criterios eficientes ajustados a rentabilidad y riesgo', así como 'operar con una estructura mínima que evitará duplicidad de costes al estar soportada por las unidades especializadas de ambas partes'. 'No cabe duda de que la empresa está equilibrada', dijo De Miguel. 'Tiene un capital social suficiente y tiene posibilidades de acceso al crédito de dos entidades muy potentes', destacó. Ni uno ni otro explicaron de qué formula se dotará para obtener fondos con los que invertir. Sí se ha establecido que la financiación de la sociedad correrá exclusivamente a cargo de las cajas.

Aunque un tanto descafeinado, el acuerdo suscrito ayer es el más importante que ambas entidades suscriben en su historia. Un acercamiento que puede convertirse en el primer paso de de una fusión de ambas entidades financieras. Al respecto, Julio de Miguel aseguró que 'no debemos adelantar pasos'. No obstante, afirmó que si la CAM y Bancaixa van 'probando con una actividad como ésta', para la que, dijo, 'hemos designado personas competentes, preparadas y que están en buena posición de realizarlo', pueden ser también 'capaces de ir entusiasmando a ambos consejos de administración de las cajas hacia algo', -en referencia a la fusión-, que 'nadie sabe cómo puede terminar'.

El dirigente de la caja valenciana señaló además que la CAM y Bancaixa 'están iniciando un camino que es importante, el las colaboraciones', del que dijo que 'independientemente de las fusiones, es otra forma de ir acercándose.

Sobre la importante presencia política en el consejo de administración (dos ex ministros y dos ex consejeros), De Miguel manifestó que este consejo 'no está especialmente politizado', ya que ninguno de sus miembros tiene cargo público, y consideró que la presencia en la corporación de los ex ministros y ex consejeros puede aportar cosas muy positivas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_