Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La región empieza el próximo curso con 16.000 alumnos más

El 42% de los niños de 0 a 3 años tendrá que ir a centros privados

Casi un millón de alumnos de enseñanza no universitaria iniciará este mes las clases en la región: 16.192 escolarizados más que el año pasado. Uno de los aumentos más espectaculares de alumnos lo presenta la educación infantil, que abarca desde los cero hasta los tres años con un 30% más de escolarizados. Pero casi la mitad tendrá que acudir a centros privados. En enero comenzarán a funcionar 115 aulas especiales para niños inmigrantes que no hablen español o cuyo desfase escolar sea muy notable.

Un total de 16.192 alumnos más que en el curso pasado acudirán a clase en la región entre los próximos 12 y 17 de septiembre, en los 2.449 centros existentes -44 de ellos de nueva cons-trucción-, de los que 1.461 son públicos, 478 concertados y 510 privados.

El aumento más significativo corresponde al primer ciclo de educación infantil (no obligatoria), de cero a tres años, con 33.698 niños escolarizados, un 30% más que el año anterior. De estos alumnos sólo 19.584 podrán ir a centros públicos o concertados, el resto, 14.114, tendrá que acudir a guarderías privadas. El consejero de Educación, Carlos Mayor Oreja, manifestó ayer que el 'compromiso del Gobierno' es seguir habilitando plazas a través del sistema de beca en centros privados, puesto que la estimación de demanda en este tramo de edad 'podría rondar las 150.000'. Este curso habrá 13 nuevos centros de enseñanza infantil y seis millones de euros de inversión para becas familiares destinadas a pagar las guarderías privadas. 'Entre 4.500 y 5.000 niños se beneficiarán de esta medida', explicó ayer el viceconsejero de Educación, Juan Gónzalez Blasco.

El aumento de niños pequeños escolarizados se debe, en opinión del director general de Centros Docentes, Pedro Irastorza, a un 'repunte de población' que se ha producido 'en los últimos tres años' y que ha permitido que, por primera vez desde que el Gobierno regional asumiera las transferencias educativas en 1999, el número de alumnos haya aumentado.

Para el portavoz de Educación del PSOE en la Asamblea, Adolfo Navarro, el hecho de que sólo haya 19.584 plazas públicas para niños de entre cero y tres años es 'una barbaridad puesto que el año pasado había 100.000 niños esperando ser escolarizados'. 'Además, la consejería pactó con la Federación de Municipios que construiría 31 nuevas guarderías', asegura. Navarro destacó como algo 'especialmente grave' el hecho de que la consejería haya autorizado para este curso 300 aulas concertadas más para alumnos de tres a seis años. 'Es un aumento del 30%, algo sin precedentes. Ese dinero debería ir a la escuela pública y no a la privada', apuntó.

Otra de las subidas más importantes ha sido la de los alumnos inscritos en programas de garantía social, 4.299, lo que supone un incremento del 34,7%. 'No es que haya más alumnos que necesiten este programa, sino que muchos han encontrado trabajo gracias a él y tiene mejor acogida', explica Irastorza.

El número de estudiantes de primaria también ha subido (de 305.000 a 310.000) y tanto la enseñanza secundaria obligatoria (ESO) como el bachillerato registran leves descensos (del 1,8% y del 3,2%, respectivamente) con 234.000 y 97.720 alumnos. La formación profesional de grado medio y superior ha subido un 7,2% con 19.751 y 30.391 alumnos. 'Pero el número de plazas es insuficiente', replica Navarro. 'Sólo han creado unas mil más cuando el año pasado 4.000 alumnos se quedaron sin plazas'. La plantilla de profesores crece para este curso en 753 hasta los 44.051. 'El número de profesores estaba pactado, pero no contábamos con el aumento de alumnos', explica Antonio Vázquez, secretario de Educación Pública de FETE-UGT.

El Gobierno regional no tiene datos de cuántos de los nuevos alumnos son inmigrantes. Actualmente hay unos 60.000 niños extranjeros estudiando en la región, 10.000 más que al inicio del curso pasado. Algunos de estos niños son los destinatarios de una de las novedades más polémicas de este curso, las aulas de enlace para alumnos inmigrantes con graves carencias en el idioma o en materias escolares. Ochenta de estas aulas estarán en Madrid y 35 en el resto de la región, de manera que unos 1.150 alumnos -10 por grupo-asistirán a ellas.

Estas aulas son un apoyo transitorio -los escolares pasarán en ellas no menos de dos meses, ni más de seis-. 'Una comisión evaluadora decidirá quiénes acudirán a ellas y estarán ubicadas en centros tanto públicos como concertados', según Juan González Blasco, viceconsejero de Educación.

Adolfo Navarro, portavoz de Educación del PSOE, teme que estas aulas se conviertan en guetos y por eso solicitará la comparecencia del consejero de Educación en la Asamblea. 'Además', denunció, '5.000 alumnos empezarán las clases entre cascotes porque las obras en varios centros de Arganzuela, Usera y Villaverde no han terminado'. Este curso inaugura también el Decreto para la Convivencia que 'establece la responsabilidad civil de los padres o tutores por los daños materiales que los hijos provoquen en los centros', dijo el consejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de septiembre de 2002