Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos los presuntos autores de 15 incendios intencionados

Uno de ellos, acusado de calcinar cuatro autobuses en Las Rozas

A. D. O. y J. A. M. M., dos jóvenes de 22 años y sin antecedentes policiales, fueron detenidos el pasado viernes por la Guardia Civil como presuntos autores de 15 incendios intencionados, la mayoría de ellos forestales. Los presuntos pirómanos, que no se conocían, fueron arrestados en Las Rozas y Alpedrete. A. D. O es, además, el presunto autor del incendio de cuatro autobuses en junio en Las Rozas.

La investigación iniciada en julio por los agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) para encontrar a los autores de 15 incendios intencionados ha dado su fruto. El pasado viernes 30 de agosto, los agentes detuvieron a dos jóvenes de 22 años como presuntos autores de los fuegos.

El primero de ellos, A. D. O. fue localizado en Las Rozas y está acusado de provocar nueve incendios. Según apuntan las primeras investigaciones, este joven es el responsable del incendio ocurrido el pasado 13 de julio en Las Rozas en el que se quemaron cuatro autobuses de la empresa Arcotour en el exterior de las cocheras del polígono Európolis de la localidad. El fuego se inició a las 23.10 y fue necesaria la presencia de cinco dotaciones de bomberos para su extinción.

A. D. O. no tenía ninguna relación con la empresa de autobuses. En esta detención ha sido decisiva la colaboración ciudadana. La noche del incendio varios testigos vieron un coche conducido por el detenido, cuyas características correspondían a otro vehículo visto en los alrededores de otros incendios ocurridos en la región, lo que dió la pista definitiva a los agentes.

Este detenido también es el presunto responsable de que los bomberos de la Comunidad tuvieran que movilizar a 13 dotaciones de tierra y dos helicópteros para sofocar un fuego que se extendió a lo largo de cuatro kilómetros de pastos, también en Las Rozas, el 13 de junio de 2001.

La actuación de los bomberos evitó entonces que el fuego llegara a una gasolinera -en el kilómetro 5 de la M-505- y a una instalación hípica. Uno de los bomberos sufrió una intoxicación grave a causa del humo. Horas después de la detención de A. D. O., la Guardia Civil de Collado Villalba, en colaboración con la Policía Municipal, localizó en Alpedrete a J. M. M. A. El segundo detenido está acusado de provocar seis incendios ocurridos en la M-619 y la M-620 entre julio y agosto.

En esta detención también fue importante la colaboración ciudadana, aunque la pista determinante para capturar al presunto pirómano fueron los materiales que éste dejó en las proximidades del fuego.

Los detenidos actuaban por separado y no se conocían entre sí. Tampoco tenían relación laboral ni de ningún tipo con las fincas quemadas. Otro dato relevante es que no son delincuentes habituales y carecen de antecedentes policiales, por lo que fuentes de la investigación deducen que son pirómanos puros.

El juez ya ha decretado prisión para el primero de los detenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de septiembre de 2002