Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CMT advierte de la falta de rentabilidad de un mercado con dos televisiones digitales

El regulador considera que la fusión puede dificultar la competencia en ocho sectores

El informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sobre la fusión de las dos plataformas digitales (Vía Digital y Canal Satélite Digital) advierte al Gobierno que, para tomar una decisión sobre la operación, deberá plantearse antes si el actual modelo de televisión de pago en torno a dos operadores es viable, debido a su falta de rentabilidad. Por eso, la CMT alerta de que, aunque la fusión no salga finalmente adelante, el resultado último puede dejar un solo operador en España, como ha ocurrido en Alemania o en Italia.

El informe, que fue encargado por el vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, y que se incorporará al proceso que ha de seguir ahora el expediente por los servicios de defensa de la competencia, señala también que la fusión afectaría hasta a ocho mercados. Entre ellos, el de cine de estreno y el fútbol, en los que se podrían crear o reforzar los monopolios existentes.

La fusión de Sogecable (participada por Canal Plus France y PRISA, editora de este periódico) y Vía Digital (Telefónica) creará el operador líder de la televisión de pago en España, con más de 2,5 millones de abonados.

El texto de la CMT diferencia claramente entre un análisis 'convencional' sobre los efectos que tendría la fusión en una serie de mercados del sector audiovisual, y otro análisis, desde el punto de vista práctico (por lo ocurrido en varios países europeos), en el que se pone en cuestión el actual modelo de televisión de pago en España por su falta de rentabilidad.

En este sentido, se cita a Alemania o Italia, donde sólo ha sobrevivido una única plataforma, debido a la desaparición del resto de ofertas por la falta de rentabilidad.

'El mercado español', razonan los técnicos de la CMT, 'pudiera haber surgido con un solo operador de los dos cuya concentración se estudia, y la situación resultante no se hubiera puesto en cuestión'.

Y aclaran que, aunque según el análisis tradicional se debiera determinar el impacto en los mercados afectados, antes y después de la operación, 'sin embargo, si tal proceso fuera la demostración real de que el modelo de dos operadores [...] no fue apropiado, parecería oportuno revisar si es una situación insostenible [...] para valorar la operación'.

Para reforzar este punto de vista, el informe recalca las dificultades de ambos operadores para rentabilizar su negocio. Sobre CSD, puntualiza que, cinco años después del inicio de su actividad, los resultados empresariales 'son aún negativos, con unas pérdidas acumuladas desde 1997 de 414 millones de euros'. En cuanto a Vía Digital, el informe es más contundente, y señala que acumula unas pérdidas de 1.932 millones de euros, de los que 514,7 corresponden al ejercicio 2001, lo que representa casi dos veces su cifra de facturación. 'Tales magnitudes', sostienen los técnicos de la CMT, 'una vez transcurridos cinco años desde el inicio de su actividad, arrojan serias dudas respecto de la capacidad de Vía Digital de mantenerse en el mercado'.

En este sentido, la CMT advierte al Gobierno que tenga en cuenta a la hora de dar un dictamen que 'incluso si la operación no se realizara, hay probabilidades de que resulte un solo operador, que deberá afrontar el desarrollo del mercado en base a sus propios recursos, pero sin rescatar valor de los recursos ya empeñados por el operador que se retire'.

Hechas estas consideraciones, la CMT pasa a realizar un 'análisis convencional' sobre los efectos de la concentración y enumera hasta ocho mercados que podrían verse afectados: la retransmisión de películas de estreno (premium), de eventos deportivos, la producción y distribución de canales temáticos, la televisión de pago, el mercado de vídeo bajo demanda, el de servicios interactivos, el suministro de acceso a redes de telecomunicaciones y los servicios mayoristas.

El documento hace especial hincapié en el monopolio de los derechos de emisión de largometrajes de estreno (premium), que dependerá de las condiciones específicas del contrato, así como la consolidación del monopolio en los derechos de emisión de partidos de fútbol de Primera División en pago por visión.

La CMT también señala que la fusión acentuaría la posición dominante que ya ostentan las dos plataformas en el mercado de la televisión de pago. El informe advierte además sobre un posible refuerzo de la posición dominante de Telefónica en los sectores de acceso a redes y en el de servicios de telecomunicaciones. Rato no quiso ayer hacer una valoración parcial del informe y se limitó a asegurar que será tenido en cuenta para tomar una decisión final en el Consejo de Ministros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de agosto de 2002