Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Ley de Extranjería

El pasado día 19 de agosto me intentaron robar la cartera en la estación de autobuses de Méndez Álvaro, en Madrid.

Por suerte, una persona se percató y me lo dijo, y, al parecer, era la tercera vez que lo había hecho en menos de media hora, ya que otras dos personas se vieron afectadas. Pudimos parar al delincuente los pies, y avisamos a la policía, que procedió a su detención.

Los tres afectados procedimos a poner una denuncia. Al parecer, el delincuente era inmigrante ilegal sin papeles y llevaba seis años en España. Nosotros, ingenuos, pensábamos que de algo serviría nuestra denuncia y, según nos comentó el agente de policía, el delincuente se pasaría la noche en el calabozo y mañana sería puesto en libertad.

Yo me pregunto: ¿para qué es todo esto de la Ley de Extranjería? ¿Sirve para algo? ¿Es efectiva? Seguramente, ese delincuente está ahora mismo en otra estación robando los ahorros de gente que se va de vacaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de agosto de 2002