Dinero y errores

Los equipos que miden el consumo de electricidad no son, en buena parte, fiables. Muchos son antiguos y sus registros, equivocados. Esas equivocaciones cuestan dinero. ¿A quién? Según la investigación realizada en 2001 por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre 209 contadores en toda España, los errores castigan el bolsillo de los usuarios. Y ello porque 17 de cada 100 equipos, según la OCU, superan un margen de error del 4% (el admitido desde el mes de mayo, según la regulación oficial del Gobierno, es del 3%). Y de los que miden erróneamente, el 86% se equivocan a favor de la compañía eléctrica que alquila el equipo.

Pero los estudios, como los colores, proliferan. Los hay al gusto de cada cual. En el extremo opuesto al informe de la OCU, una investigación realizada recientemente por el Gobierno vasco sobre una muestra de 400 contadores concluía que sólo 55 medían mal el consumo. Y de esos 55, un total de 39 se equivocaban a favor del consumidor y en perjuicio de las compañías suministradoras.

Más información
La apertura del mercado eléctrico en enero obligará a cambiar millones de contadores

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS