Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CULTURA Y ESPECTÁCULOS

'Inflamable' une cine flamenco y vanguardista

El ciclo, dirigido por Pedro G. Romero, se proyectará en cuatro centros de arte

Alguien ha pensado en cambiar la etiqueta de Embrujo, paradigma del cine folclórico rodado en 1947 por Carlos Serrano de Osma, y colocarle una que diga: Obra vanguardista. La idea es de Pedro G. Romero, artista plástico que desde mediados de los noventa se ha zambullido en el mundo del flamenco, y forma parte del ciclo 'Inflamable' que se ofrecerá en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), ubicado en La Cartuja de Sevilla, entre el 19 y el 29 de este mes.

'Programas dobles de cine y vídeo entre flamencos y modernos', subtítulo del ciclo, quiere demostrar una hipótesis de Pedro G. Romero (Aracena, Huelva, 1964): 'El flamenco ha sido coartada de la experimentación y señuelo atractivo para los excesos de los más radicales', asegura el artista. Las proyecciones se ofrecerán gratis en un auditorio al aire libre en los jardines del CAAC e incluyen siete películas relacionadas con el flamenco junto a otras tantas marcadas por las vanguardias artísticas. Aguaespejo granadino (Val del Omar, 1952), Recuerda (Hitchcock, 1945), Duende y misterio del flamenco (Edgar Neville, 1952) y Rock my religion (Dan Graham, 1982), forman parte del programa.

'Algunas películas no se han estrenado en España, como La Argentinita, que rodó en París en 1938 Marius de Zayas, uno de los grandes de la vanguardia neoyorquina. El mismo De Zayas, que era pintor y fue el galerista de Picasso en América, explicaba que trató el flamenco no como una música popular, sino como un arte clásico', asegura Pedro G. Romero. La cinta, que procede la filmoteca mexicana, abrirá el ciclo junto a la filmación de Walkaround time, una coreografía de Merce Cunningham realizada por Charles Atlas en 1973.

'Inflamable', antesala de la Bienal de Flamenco que se celebrará en Sevilla del 3 de septiembre al 6 de octubre, podrá verse también en Artium (Vitoria), Centro José Guerrero (Granada) y Fundación Tàpies (Barcelona).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de agosto de 2002