Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parte con destino a Mónaco el mayor dique flotante del mundo

Para hoy está prevista la salida desde el puerto de Algeciras del mayor dique flotante del mundo, cuya construcción se ha llevado a cabo en esta localidad gaditana, y su destino es ampliar el puerto deportivo de la Condamine, en el Principado de Mónaco. La superficie del dique es de 350 metros de largo por 30 de ancho y representa el 6% del total de las hectáreas que ocupa el Principado. El dique estará en su emplazamiento definitivo a finales de agosto, una vez completada la travesía de 14 días.

Se trata de una solución de ingeniería que prolongará en seis hectáreas el puerto de Mónaco y tendrá una vida útil de 100 años. En su fabricación, realizada por las empresas FCC y Dragados, han trabajado directamente 700 personas y el valor total de la obra ha superado los 150 millones de euros.

Este gran cajón, de 165.000 toneladas de peso, transformará el panorama marítimo del Principado de Mónaco, resolviendo el problema de falta de espacio para grandes y medianas embarcaciones y proporcionando nuevas posibilidades de desarrollo turístico para el Principado. Prueba de ello es la enorme demanda que ha suscitado el nuevo espacio de atraque que generará el dique. Ya está todo reservado para el Gran Premio Automovilístico de Mónaco del 2004.

Obra de Dragados y FCC

La construcción de este dique, cuya longitud supera en más de dos veces la altura de Torre Picasso y en 100 metros la altura de Torre España, ha sido llevada a cabo por una sociedad participada por Grupo Dragados, FCC y la francesa BEC. La vida prevista de esta obra es de 100 años, por lo que los materiales que se han empleado para su construcción -hormigón y acero, preferentemente- han tenido que pasar controles exhaustivos para demostrar su durabilidad.

El dique albergará en su interior un estacionamiento para 400 automóviles y un almacén para embarcaciones deportivas. La superficie del cajón, que hará las veces de muelle, estará dotada de todos los complementos necesarios para facilitar el atraque de cruceros de más de 200 metros de eslora, que hasta ahora se veían obligados a atracar en Niza, el puerto más cercano al Principado. La estructura superior del dique alojará nuevas oficinas de la autoridad portuaria, zonas comerciales, paseos peatonales y calzadas para la circulación rodada, mientras que en el extremo norte está prevista la instalación de un faro restaurante.

Ya en Mónaco, se pondrá en marcha una de las operaciones más complejas de todo el proceso, que es la unión del cajón a tierra por medio de una rótula metálica de 650 toneladas fabricada en las instalaciones de la empresa nacional nuclear francesa. En el desarrollo de esta operación, que durará tres días, participarán 12 ingenieros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de agosto de 2002