El arquitecto Siza diseñará también el mobiliario del paseo del Prado

El equipo que dirigen el arquitecto portugués Álvaro Siza y su compañero Juan Hernández de León contará desde hoy con el visto bueno del Ayuntamiento para elaborar el plan especial de reforma del paseo del Prado. El contrato incluye el diseño del mobiliario urbano, tal y como pidió el arquitecto portugués en febrero pasado tras ganar, bajo el lema Trajineros, el concurso convocado por el Ayuntamiento para recuperar el entorno de los paseos del Prado y de Recoletos como un gran salón urbano.

La apuesta consiste, básicamente, en conseguir reducir el tráfico de vehículos para obtener más espacio para los madrileños y los miles de visitantes que acuden a los museos (Prado, Reina Sofía, Thyssen-Bornemisza). Para ello, Trajineros plantea un cambio radical en el diseño del actual paseo, que pasará de tener las dos calzadas separadas por el bulevar central a una sola. El espacio ganado se destinará a ensanchar la acera existente frente a los museos del Prado y Thyssen-Bornemisza.

Junto a esa actuación sobre el tráfico, Trajineros propone un abanico de posibles acciones, como la construcción de un gran intercambiador subterráneo junto a la estación de Atocha, que no se concretará hasta que sea aprobado el plan especial que plasmará el proyecto.

Las bases del concurso garantizaban al ganador del certamen el contrato con el Ayuntamiento para redactar ese plan especial, pero Siza anunció desde el primer momento que quería llegar más lejos de ese compromiso formal para poder controlar todos los detalles de la ejecución del proyecto. El arquitecto portugués, galardonado en 1992 con el Premio Pritzker (el Nobel de Arquitectura), es conocido por la elegancia de su obra y el mimo y cuidado que pone en sus obras. Esa característica en su forma de trabajar se mantendrá previsiblemente en el nuevo paseo del Prado, ya que Trajineros ha conseguido que el Ayuntamiento acepte su criterio.

Un pliego estricto

'Hemos llegado a un pliego de condiciones muy estricto. Más que redactar un plan urbanístico de grandes líneas, se trata de un plan urbano específico que lleva incluso el diseño de farolas, bancos, despieces del pavimento, etcétera', explicaba ayer tarde Juan Hernández de León.

El pleno municipal aprobará hoy, con los votos de todos los grupos (PP, PSOE e IU), ese contrato, pero el equipo de Siza lleva ya tiempo trabajando con los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, con los que se reúne una media de dos veces al mes. 'Ahora estamos recabando la información de todas las administraciones implicadas', señala Hernández de León. Según sus planes, a finales de octubre podrán entregar al Ayuntamiento un avance del plan. Éste podría salir a información pública en febrero y ser aprobado antes de las elecciones del 25 de mayo de 2003. Las obras las ejecutará el gobierno municipal que se forme tras esa cita electoral.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción