Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero se compromete a apoyar a los alcaldes socialistas para ganar de nuevo los comicios en 2003

Los alcaldes socialistas de la Comunidad de Madrid y los candidatos del PSOE a la presidencia y al Ayuntamiento de la capital, Rafael Simancas y Trinidad Jiménez, tendrán al secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, implicado al máximo en sus respectivas campañas electorales para los comicios de 2003. Este compromiso les resultó evidente ayer a los 13 alcaldes socialistas de ciudades de la región con más de 25.000 habitantes, quienes compartieron con Zapatero casi cuatro horas de reunión, según fuentes socialistas. Zapatero, junto al secretario general de la Federación Socialista de Madrid (FSM), Rafael Simancas, convocó a los alcaldes de Alcalá, Alcobendas, Getafe, Leganés, Móstoles, Pinto, Parla, Galapagar, Coslada, Villalba, Arganda, Fuenlabrada y Torrejón.

El líder socialista quiso escuchar de los alcaldes los problemas de sus municipios, su forma de enfocar la campaña, las ofertas prioritarias para los ciudadanos y fórmulas para hacer frente a las campañas del PP y a sus candidatos (Esperanza Aguirre para el Gobierno regional y Alberto Ruiz-Gallardón como aspirante a alcalde). Los interlocutores consultados aseguraron que 'las señas de identidad del PSOE seguirán siendo las políticas sociales' porque en ese terreno es donde se mantienen las principales demandas ciudadanas. Vivienda, sanidad, equilibrio territorial y nuevos servicios sociales fueron los asuntos de los que los alcaldes hablaron con Zapatero, así como de los 'puntos débiles' del PP en esas materias.

Rodríguez Zapatero encontró en los alcaldes 'un buen estado de ánimo' y optimismo respecto a las expectativas de un nuevo triunfo en sus localidades. Los alcaldes socialistas se mostraron además muy esperanzados sobre una posible victoria de Rafael Simancas en la Comunidad, y ninguno tira la toalla en la capital aunque el candidato sea Ruiz-Gallardón. 'Ruiz-Gallardón no es imbatible', señaló un asistente a la reunión. En el encuentro se destacó 'el impulso de cambio' que transmiten Simancas y Jiménez. De este último extremo no tienen que persuadir a Zapatero, ya que es el primer convencido de las posibilidades de ambos. El líder socialista les aseguró que va a participar muy activamente en sus campañas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de julio de 2002