Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Ni me gusta Van Gaal, ni yo a él'

Rivaldo asegura que su relación con el entrenador ha sido el motivo de su marcha

La mútua aversión entre Rivaldo y Van Gaal es el motivo por el que el jugador brasileño y el Barcelona han decidido poner fin a su relación contractual. Así lo manifestó Rivaldo ayer en Brasil y así lo corroboró ayer Joan Gaspart en la asamblea anual de socios compromisarios del club azulgrana. 'Van Gaal es el motivo principal de mi marcha. A mí no me gusta él y, seguramente, a él tampoco le gusto yo. Es algo que viene de nuestra anterior experiencia conjunta', explicó Rivaldo en un programa de la televisión brasileña TV Network Record.

Rivaldo mantuvo un enfrentamiento con Van Gaal en la primera etapa del técnico holandés en el Barcelona. Durante la temporada 1999-2000 Van Gaal decidió alinear al brasileño pegado a la punta izquierda y limitó la libertad de movimientos de la que gozaba en la posición de media punta. Rivaldo manifestó públicamente que no quería jugar más como extremo izquierdo y el técnico prescindió de su concurso en un partido de Liga frente al Rayo. Aquello fue en diciembre de 1999.

El presidente del Barcelona, en el discurso en el que ayer rindió cuentas de la pasada temporada ante los representantes de los socios, informó de que ofreció a Rivaldo la renovación del contrato que concluía en junio de 2003. 'Es, ha sido y probablemente será un gran jugador pero Rivaldo no quería continuar en el Barcelona', afirmó Gaspart. 'Por las razones que fueran, él ya no estaba en el Barcelona, no tenía la misma actitud. Me pidió que se le permitiera retrasar 15 días su incorporación. Además, Van Gaal no quería a Rivaldo y teníamos que ser coherentes. La decisión la tomé porque honestamente era buena, correcta y coherente con la línea trazada'.

Los más sorprendente, sin embargo, es que fue el propio Gaspart quien se plegó sólo un año a las amenazas del jugador brasileño si no eran atendidas sus reivindicaciones salariales. Rivaldo se negó entonces a incorporarse a la concentración de la plantilla en Suiza a menos que el club le pagara unas cantidades que el Barcelona entendía que debía ser el propio jugador quien satisfaciera a Hacienda. El Barcelona tenía que abonarle 66,1 millones de euros de ficha anual, 106,6 millones de euros brutos.

Xavier Pérez Farguell, director general del Barcelona y persona que negoció el domingo en São Paulo la rescisión del contrato de Rivaldo, indicó ayer que el jugador deja el club por cuestiones técnicas. 'Claro que ello comporta una consecuencia económica (el ahorro de esos 106,6 millones de euros de la ficha anual que percibía Rivaldo), pero las cosas tienen un orden y primero ha sido una decisión técnica'.

El mismo programa TV Network Record puso en contacto telefónico ayer al ya ex delantero azulgrana y al defensa del Real Madrid Roberto Carlos. Ambos bromearon sobre la posibilidad de que Rivaldo recale ahora en el Madrid. 'Rivo, te estamos esperando para que te pongas la camiseta merengue', le comentó Roberto Carlos. 'Díle a Valdano (director general del Madrid) que me llame. Soy un futbolista en paro', contestó Rivaldo entre risas.

Fuentes de la directiva del Barcelona precisaron ayer a este diario que la afición azulgrana no debe temer por la posibilidad de que Rivaldo fiche por el Madrid. 'Es algo que tenemos agarrado', afirmaron. Sin embargo, no desvelaron si esa esa seguridad parte de que se haya firmado una cláusula al respecto. Las mismas fuentes precisaron que también se está negociando la posibilidad de que el Barcelona sea quien finalmente se haga cargo del eventual pago de 1,8 millones de euros. Esa es la cantidad de las actas fiscales que la Agencia Tributaria ha tramitado a Rivaldo en relación con sus declaraciones fiscales entre 1997 y 1999. El jugador firmó las actas en disconformidad.

Rivaldo manifestó ayer que, a partir de ahora, escuchará ofertas, descartó su fichaje por un club de su país y confirmó al Atlético de Madrid como uno de los equipos que está más interesado en hacerse con sus servicios aunque el Milan ya ha iniciado negociaciones con sus representantes con el objetivo de hacerse con sus servicios.

Gaspart, que ayer inició su tercera temporada en la presidencia del club, hizo un reconocimiento expreso de que el pasado ejercicio el Barcelona no logró los objetivos que él mismo había marcado. Pidió unidad y apoyo a los socios y él mismo se interpeló: '¿Pero usted ha aprendido la lección?', me dirán. Pues bien, hemos tomado una decisión que no es popular. He pensado que Van Gaal es la solución. No es simpático. No cae bien a mucha gente. En su última etapa no estuvo afortunado. No nos gusta aquello de 'todo negativo'. Pero ganó dos Ligas y espero que sea bien recibido. Sé que es una apuesta dura y arriesgada'.

Por otra parte, el Barcelona aprobó ayer un presupuesto de 170,7 millones de euros para la próxima temporada. En el pasado ejercicio registró unas pérdidas de 47,4 millones, que se vieron compensadas con unos beneficios extraordinarios de 52,7 millones, principalmente por la venta de una parte de los terrenos que posee en Sant Joan Despí, donde construye su ciudad deportiva, y el traspaso de jugadores como Petit, Simão, Zenden y Arteta. El Barcelona espera recaudar el año próximo 36 millones gracias al nuevo carnet de simpatizante, Gent del Barça, que costará 36 euros y espera que sea adquirido por un millón de aficionados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de julio de 2002