Reportaje:ESCAPADAS

La Expo de los lagos suizos

El país helvético celebra una gran muestra sobre su identidad

Todo aquel que recorre Suiza occidental y su región adyacente se convierte inevitablemente en un viajero fronterizo. Uno pasa del dialecto suizo-alemán al francés, y viceversa. Murten es una ciudad típica de esta zona situada en la región de los Tres Lagos. En Neuchâtel, al pasear junto al lago, uno casi podría creerse en París. Estas dos ciudades, junto con Biel e Yverdon-les-Bains, han hecho que un gran número de personas se anime este verano a cruzar la frontera suiza con motivo de la primera exposición nacional suiza organizada desde la que se celebró en 1964 en Lausana: la Expo 02, abierta hasta el 20 de octubre.

Una vez cada generación, el país helvético programa un acontecimiento así, por primera vez con más de una ciudad como sede, y con unos mil millones de euros de presupuesto. Los recintos que la albergan han recibido el nombre de Arteplages. El término, procedente del campo de las artes, se compone de las palabras art y plage, arte y playa. Los Arteplages se adentran en los lagos con varios pabellones multicolores que forman un mosaico impresionista que se intuye desde la orilla y cuya imagen toma cuerpo en el agua. Cada Arteplage trata un tema representado por un icono.

El tema de Biel es: 'El Poder y la Libertad'. Tres gigantescas torres ideadas por el grupo deconstructivista vienés Coop Himmelblau se elevan 40 metros por encima de la plataforma que las sostiene. En estas torres nace un puente peatonal de 450 metros de largo que serpentea sobre el agua y se alza sobre la bahía. Al atravesarlo se puede distinguir en el horizonte la Petersinsel, donde llegó a vivir Rousseau, quien habría podido realizar una estupenda contribución al tema tratado por este Arteplage.

La carretera que rodea el lago lleva directamente hasta Neuchâtel. Desde la lejanía se pueden contemplar sus tres símbolos: tres grandes y brillantes... Pero, ¿qué son exactamente? ¿Ovnis? ¿Platos soperos? Deben ser los denominados Galets, a los que se puede acceder desde la orilla a través de un puente. El tema de este Arteplage es Naturaleza y Arte, y aborda todo tipo de aspectos: desde Pinochoa las causas de las catástrofes naturales. La terraza del hotel Alpes et Lac ofrece unas vistas espectaculares sobre el lago. Desde allí se aprecia la totalidad del Arteplage, ideado por Multipack, un grupo de creadores de la zona, y que toma la ciudad como referente, cuyo centro neurálgico es la plaza Anschüttungen.

Una nube pulverizada

El hotel Alpes et Lac es muy apropiado para alojarse durante la exposición, ya que no es recomendable visitar más de dos Arteplages en un mismo día. Precisamente, el tema de Yverdon gira en torno al descanso: 'El Universo y Yo'. Para verlo, primero hay que lograr encontrar el Arteplage. El recinto, creado por el grupo multinacional Extasia, se esconde tras un polígono industrial. Los edificios imitan la forma de colinas y valles. En su parte derecha están tapizados con flores multicolores y en la izquierda salpicados con plástico de vivos tonos. Debajo de estas colinas se puede contemplar una exposición interactiva cuyo tema es el equilibrio. Una nube enorme flota sobre el lago. Este efecto se ha conseguido gracias a una gran cantidad de pulverizadores de vapor de agua construidos con acero. Toda una belleza constructivista. Sus arquitectos son Diller y Scofidio, de Nueva York. Allí los visitantes creen estar entre el cielo y la tierra.

Lo que nos lleva al siguiente Arteplage, en Murten, cuyo tema es: 'El Instante y la Eternidad'. El arquitecto francés Jean Nouvel ha creado este Arteplage, ocupándose de todos los detalles. Los ingredientes que ha utilizado son muy básicos: planos, andamios, tierra, montones de madera y mesas de acero. El Arteplage es, en realidad, la propia ciudad y su situación junto al lago. Se trata de una reflexión sobre lo urbano y lo rural, que viene a sumarse al debate sobre la urbanización de Suiza. Nouvel ha emplazado el icono en la esquina más apartada del proyecto: un monolito situado en medio del lago y revestido de acero oxidado. Un símbolo romántico como la isla de los muertos de Böcklin, y al que, por supuesto, es necesario acceder en barco. En su interior se pueden observar unos collages de imágenes, con Suiza en la parte inferior, una panorámica del lago Murten un poco más arriba y, finalmente, una reconstrucción de la batalla de Murten, que tuvo lugar en el siglo XIX.

GUÍA PRÁCTICA

Datos básicos

Población: la región suiza de los tres lagos tiene unos 250.000 habitantes. Moneda: un euro = 1,46 francos suizos. Prefijo telefónico: 0041.

Cómo ir

- Swiss (901 11 67 12). Vuelos diarios a Ginebra; desde Madrid, 354 euros, y desde Barcelona, 152 (reservando con 14 días de antelación). - SSB Rail Service (0041 900 300 300). De Ginebra a Yverdon-les-Bains, en tren (una hora). Ida y vuelta, 40 euros.

Dormir

- www.gatestoexpo.ch. La web oficial de hoteles de la Expo. - Viaje organizado por la Expo 02 (0041 900 02 02 02). Tres días con entradas, dos noches y desayuno en Camphotel (Yverdon-les-Bains): desde 197,67 euros por persona.

Visita

- Expo 02 (0041 900 02 02 02; www.expo.02.ch). Hasta el 20 de octubre, de 9.30 a 20.00. Se recomienda al menos tres días para visitar Biel, Murten, Neuchâtel e Yverdon-les-Bains. Entradas, 32,72 euros (un día) y 81,80 (tres días).

Concurso

Elige la plaza más bonita de España y gana una escapada rural
PARTICIPA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS