_
_
_
_

Creado en Málaga un centro para víctimas de redes de prostitución

Nueve mujeres extranjeras de entre 18 y 34 años, obligadas a prostituirse en España por mafias internacionales, han sido las primeras usuarias del Servicio de Atención a Mujeres Inmigrantes Víctimas de Redes de Prostitución, puesto en marcha en febrero de este año en Málaga por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y la Cruz Roja.

El servicio, según explicó Teresa Jiménez, directora del IAM, está dirigido a extranjeras introducidas de manera ilegal en España por mafias internacionales que hayan denunciado su situación ante la policía. Este requisito es imprescindible para que las mujeres obtengan el amparo del artículo 59 de la Ley de Extranjería, que señala que el extranjero o extranjera en situación de irregularidad administrativa que haya entrado en España bajo engaño de mafias dedicadas al tráfico de seres humanos 'no será expulsado si denuncia a las autoridades competentes a los autores o cooperadores de dicho tráfico, o coopera y colabora con los funcionarios policiales competentes en materia de extranjería'.

Más información
La prostitución en España mueve 12.000 millones al año

Así, las mujeres pueden elegir entre volver a sus países de origen o quedarse en España con derecho a documentación, permiso de trabajo y 'facilidades para su integración social'. Dado el peligro que entraña enfrentarse a estas mafias, las mujeres atendidas en Málaga y, en general, todas las personas que denuncian estas prácticas, obtienen el estatuto de testigos protegidos, por lo que su identidad y lugar de residencia se mantiene en secreto. Siete de las primeras mujeres usuarias del servicio proceden de países del este de Europa. La octava es latinoamericana y la novena, subsahariana.

El Grupo de Extranjeros de la Comisaría Provincial de Málaga colabora activamente en el servicio derivando a las mujeres que se atreven a denunciar su situación. El IAM y la Cruz Roja las instalan en casas de acogida donde reciben atención médica y psicológica. Después se les ofrece la posibilidad de volver a sus países o de acceder a formación para conseguir un empleo. De las mujeres atendidas hasta ahora, cuatro han expresado su voluntad de quedarse en España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_