Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes debatirán en lectura única el estatuto de los ex presidentes

El pleno de las Cortes debatirá y aprobará el próximo jueves en lectura única la proposición de ley de estatuto de los ex presidentes de la Generalitat Valenciana, por la que los que hayan sido mandatarios de la Comunidad ostentarán un cargo vitalicio, con voz pero sin voto, en el Consejo Jurídico Consultivo y dispondrán de una oficina de apoyo compuesta por dos asesores, un local, coche oficial y conductor.

La proposición de ley de estatuto de los ex presidentes de la Generalitat, negociada entre el PP y el PSPV, pretende 'garantizar que los ex responsables del Consell puedan atender sus necesidades de presencia social de acuerdo con la dignidad y el decoro de las altas funciones ejercidas'. El Estatuto es aplicable a los que hayan sido presidentes desde la primera legislatura: el socialista Joan Lerma, y, a partir del momento en que abandone el cargo, Eduardo Zaplana.

La iniciativa estipula que los presidentes 'ostentarán, desde el momento en que se produzca su cese, la condición de miembros permanentes del Consejo Jurídico Consultivo [CJC] de la Comunidad Valenciana', pero 'dejarán de ostentar dicha condición en el momento de acceder a cualquier puesto de responsabilidad ejecutiva en cualquiera de las administraciones públicas y cuando concurran los supuestos de incompatibilidad legalmente establecidos'.

Con voz pero sin voto

Los ex presidentes que formen parte del CJC tendrán la consideración de consejeros permanentes, según se establece en este estatuto, que modifica la ley de creación de este órgano consultivo. Se fija así que los consejeros permanentes 'lo serán sin límite temporal y ejercerán sus funciones con carácter vitalicio', y 'actuarán con voz pero sin voto', por lo que su asistencia no se computará a efectos de quórum.

En virtud de este estatuto, el Consell pondrá a disposición de los ex presidentes los 'medios necesarios' para el sostenimiento de una oficina de apoyo, que consistirá en dos puestos de trabajo con funciones de asesoramiento y una plaza de conductor, que serán cubiertos a propuesta del ex responsable del Consell y dependerán orgánicamente de Presidencia. Además, también se le facilitará un local para la instalación de la oficina, la dotación presupuestaria para su funcionamiento y un vehículo del parque móvil de la Administración autonómica. Se dispondrán asimismo los servicios necesarios para preservar la seguridad de los ex presidentes. Además, tendrán 'tratamiento vitalicio de molt honorable senyor/a y ocuparán el lugar protocolario que les corresponda según la normativa vigente'.

En caso de que haya acuerdo por parte de los grupos parlamentarios mayoritarios, también se procederá en este pleno a la elección de los miembros del Consell Valencià de Cultura (CVC) y del consejo de administración de RTVV que corresponde renovar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 2002