El Niño Jesús contará con una residencia para los padres de los niños enfermos

El hospital Niño Jesús contará con una residencia para los padres de los niños que tengan que estar ingresados en el centro por un periodo largo de tiempo. La Fundación Ronald McDonald construirá, en un edificio del hospital que ahora no tiene ningún uso, una residencia que tendrá plazas para unas 20 familias. El proyecto está destinado, sobre todo, a los familiares de pequeños enfermos de cáncer.

'Todavía estamos concretando el proyecto de la residencia, en el que llevamos más de un año trabajando. Será como un hotel para los padres, sobre todo para los de fuera de Madrid, que tengan aquí ingresados a sus hijos', explicaron fuentes del Niño Jesús.

La Comisión de Gobierno del Ayuntamiento aprobó ayer el plan especial para permitir el nuevo uso de estas instalaciones. 'Como el plan general de 1997 no es tan detallado como para contemplar estos usos, hemos hecho un estudio expreso para ese ámbito', explicaron fuentes de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Las obras sustituirán ese edificio sin uso y que tiene una planta, por una edificación de dos plantas con jardín interior donde se ubicará la residencia.

300.000 pacientes

El hospital infantil Niño Jesús, en la avenida de Menéndez Pelayo (distrito de Retiro), asiste a una población de más de 300.000 niños y adolescentes hasta los 18 años. Tiene 212 camas de hospitalización, que están distribuidas en 12 salas, y locales de consultas. Además, el hospital cuenta con un departamento de atención a la rehabilitación de los pequeños, cuidados intensivos pediátricos y atención psiquiátrica. El Niño Jesús es el hospital de referencia de la región para los menores de 12 años con trastornos psiquiátricos agudos. La unidad está atendida por seis psiquiatras y tres psicólogos.

La Comisión de Gobierno municipal aprobó también la ampliación de las Escuelas de Ingenieros Aeronáuticos y de Telecomunicaciones, ambas de la Universidad Politécnica de Madrid. La de Aeronáuticos, en la plaza del Cardenal Cisneros (distrito de Moncloa-Aravaca), ampliará su biblioteca con la creación de un nuevo edificio semienterrado que, en la actualidad, alberga un aparcamiento en superficie. Además, se construirá un edificio de cuatro plantas que contará con nuevos laboratorios, aulas, seminarios y otros servicios.

La Escuela Técnica Superior de Telecomunicaciones, en la avenida de la Complutense (Mocloa-Aravaca), también ampliará su biblioteca. Para ello, será necesario demoler un edificio que se encuentra junto a la fachada de la biblioteca. En su lugar, se levantará un edificio de tres plantas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de junio de 2002.