Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación admite fallos en la inspección que sufrió un profesor que criticó a la Junta

El delegado de Educación en Málaga, Juan Alcaraz, admitió ayer errores de 'procedimiento' en la primera de las dos visitas que el servicio de inspección realizó a Gonzalo Guijarro, profesor de secundaria en Benalmádena (Málaga). Antes, el 17 de mayo, EL PAÍS Andalucía publicó una carta al director en la que el docente criticaba a Pilar Ballarín, alto cargo de la Consejería de Educación, y en la que aludía a las altas tasas de absentismo que se dan en secundaria. Alcaraz aseguró que, al leer la carta, informó al Servicio de Inspección para corroborar los datos. Pero, según Guijarro, el inspector le interrogó acerca de la carta y de las críticas, sin recabar información del jefe de estudios y director del instituto Cerro del Viento acerca del absentismo, como confirmó ayer el delegado de Educación.

'En la segunda inspección se pidió información al director y al jefe de estudios y se cierran las actuaciones', puntualizó Alcaraz. El delegado telefoneó al docente y le aseguró que el motivo de las actuaciones no era recortar su libertad de expresión, por lo que le pidió disculpas por si el proceder de los inspectores le había causado malestar.

También le dijo que no compartía ni el fondo ni la forma de la misiva. Alcaraz cree hubo un malentendido motivado por el proceder de los inspectores y que el docente se lo tomó como algo personal. Alcaraz se responsabiliza de la primera actuación y dice que, hasta que leyó la noticia (el pasado martes 18), no pidió los informes a la inspección. Tras analizar los informes, decidió que no había motivo para abrir expediente disciplinario a Guijarro, extremo que el segundo inspector que le visitó señaló como probable.

Guijarro confirmó ayer que el delegado de Educación en Málaga le había telefoneado para pedirle disculpas por la actuación del servicio de inspección y para asegurarle que no sería objeto de ninguna medida disciplinaria.

Este asunto llegó ayer al Parlamento andaluz. El portavoz adjunto de Educación del PP, Santiago Pérez, pidió explicaciones a la consejera de Educación, Cándida Martínez. 'La consejera ha evitado entrar a valorar estos hechos', explicó Pérez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de junio de 2002