Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÓNICA

Italia se siente maltratada

Indignada contra los árbitros, la federación se planteó retirar al colegiado Collina del torneo

Roma / Cheonan

Italia está furiosa por su eliminación de la Copa del Mundo después de su derrota frente a Corea del Sur, la próxima rival de la selección española, el sábado, en los cuartos de final. La prensa italiana cargó ayer contra el árbitro del encuentro, el ecuatoriano Byron Moreno, al tiempo que también se pedían responsabilidades al seleccionador, Giovanni Trapattoni, y a los dirigentes federativos, sobre todo se cuestionaba la continuidad del presidente, Franco Carraro.

Tal era la indignación que se especuló incluso con que la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) retiraría del torneo al colegiado Pierluigi Collina como medida de protesta por lo que considera arbitrajes perjudiciales durante la competición. El portavoz de la federación, Antonello Valentini, desmintió tal posibilidad diciendo: 'La FIGC no retirará a Collina del Mundial. No por respeto a la FIFA sino por respeto al propio Collina y a la clase arbitral italiana, que se ha demostrado capaz y formada por personas de bien'. 'Además', añadió, haciéndose eco de las palabras que según dijo le había expresado por teléfono el presidente de la federación, 'Collina ha demostrado, también en el Mundial, como se arbitra un partido y sobre todo en el que hay un equipo de casa'. Collina, que representa a Italia en el Mundial asiático, dirigió ayer el encuentro en el que Turquía eliminó a Japón, el otro anfitrión.

Carraro y Trapattoni

Los diarios italianos, en cualquier caso, utilizaron palabras contundentes para referirse al partido contra Corea del Sur. '¡Vergüenza!', tituló La Gazzetta dello Sport, en una página que incluía una fotografía en la que Di Livio, junto a Vieri, señalaba con el dedo al árbitro Moreno, al que se veía impasible. 'Moreno hace de todo. Da un penalti a los coreanos, expulsa a Totti y detiene a Tommasi junto a la red. La victoria les llegó con el gol de oro. Carraro en el punto de mira', informó el diario deportivo, que en otro análisis hablaba de 'los trucos' de los dirigentes de la FIFA, llamaba al árbitro 'muñecote' y subrayaba que 'Italia ya no cuenta donde se deciden los resultados y se combinan negocios millonarios'.

Corriere dello Sport tituló 'Ladrones' y agregó que 'el árbitro asesino' echó a los azzurri del Mundial. El matutino romano agregó que los italianos 'al unísono' exigían la dimisión de Carraro y proponía como respuesta 'al robo' del partido que la federación retirara a Collina del torneo.

La prensa de información general también abrió sus portadas con la derrota de la selección. Il Messaggero, de Roma, hablaba de 'Escándalo mundial'. Corriere della Sera explicaba en su edición: 'Azzurri eliminados por Corea; es un Mundial sucio. Desilusión y rabia en Italia. Los jugadores: no han robado. En el extranjero no contamos'. En La Reppublica se leía: 'Mundiales, adiós con rabia. Toda Italia acusa al árbitro: 'Ha regalado la victoria a Corea''. Y La Stampa fue uno de los periódicos más críticos con el colegiado -'El partidismo de Moreno, con esa cara de bovino deprimido, es doblemente detestable'- y con el seleccionador Trapattoni, al que califica de 'peor técnico'.

Trapattoni ya ha respondido que no se plantea dimitir como seleccionador. 'No tengo la intención de dejar el puesto', dijo, 'y ahora sólo pienso con ilusión en la Eurocopa de Portugal'. 'Tengo contrato', añadió, 'y ya hablamos de mi situación antes del inicio del Mundial. Mi pensamiento está ahora en el amistoso que el próximo mes de agosto jugaremos contra Eslovenia'.

El seleccionador italiano inisistió en culpabilizar al árbitro de la eliminación de su equipo: 'Tras ver el triunfo de Turquía contra Japón me preocupé y me dije: 'es duro, tenemos un adversario más. Jugamos ante el otro coorganizador y eso huele''. 'No me hagais decir si es un complot o no; sólo sé que teníamos un adversario más', añadió, desmarcándose de cualquier responsabilidad en la derrota de Italia. 'Creo que algunos colaboradores arbitrales [en alusión a los jueces de línea] no están capacitados para aguantar la presión que generan partidos como el que jugamos contra Corea'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de junio de 2002