Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV pone en marcha una unidad de asistencia psicológica

La Universidad del País Vasco (UPV), además de preparar y formar a sus alumnos, quiere cuidarlos. Un ejemplo de ello es la puesta en marcha desde el comienzo del próximo curso de una unidad de asistencia psicológica. Destinado no sólo a los estudiantes, sino a toda la comunidad universitaria, este nuevo servicio pretende abrir una puerta a todos aquellos que sientan la necesidad de hablar con un especialista sobre sus dudas, miedos y problemas psicológicos y se sientan remisos ante la posibilidad de acudir a una consulta convencional.

La iniciativa ha partido del decanato de la Facultad de Psicología de la UPV, ubicada en el campus donostiarra de Ibaeta. Tal y como señala el vicedecano de Alumnos e impulsor de esta iniciativa, Javier Gómez Zapiain, la unidad de asistencia psicológica es la necesaria plasmación de una idea que viene de lejos. 'Es un viejo proyecto en el que han trabajado también los anteriores equipos decanales y al que nosotros hemos dado prioridad absoluta porque lo consideramos del todo necesario, como lo demuestra el hecho de su amplia presencia en universidades de otros países del centro y norte de Europa, así como en Estados Unidos. Creemos que es un servicio que se puede prestar a la comunidad universitaria y que permite de paso obtener un mayor provecho de los recursos de los que dispone la institución', explica.

Los principales objetivos que persigue la implantación de este servicio son dos, en palabras de Gómez Zapiain: 'Por un lado, se pretende promocionar el bienestar psicológico de la comunidad universitaria y, por otro, ofrecer vías para mejorar el desarrollo y el rendimiento de los recursos académicos de los alumnos en la preparación de sus correspondientes carreras'.

Esta unidad se encuadra dentro del servicio de psicología aplicada de la UPV, que, además de ofrecer programas específicos de técnicas de estudio o sobre trastornos alimentarios, cuenta desde hace cuatro años con el servicio de orientación psicosexual, sobre cuyos resultados Zapiain se muestra satisfecho. 'Nos pareció adecuado un servicio como éste dirigido a un sector de la población en el que las dudas y los problemas relacionados con la sexualidad son bastante comunes', señala.

Al igual que éste último, la unidad de asistencia psicológica dispondrá de un local en el auditorio José Ignacio Ibarrola del campus de Ibaeta, aunque también se atenderá la demanda de los otros dos campus por medio de visitas semanales. Se puede contactar con el sistema bien a través del teléfono (943018309), bien por correo electrónico (svrsudop@sv.ehu.es).

En cualquiera de ambos casos, y así lo subraya Gómez Zapiain, la atención que se preste a las personas que lo requieran será limitada. 'De momento, nos hemos autolimitado. Nuestra labor es sólo de orientación, sin la aplicación de un tratamiento determinado. Lo que haremos en un principio será tratar de definir el problema que sufre la persona que nos visita y a partir de ahí derivamos hacia unos especialistas u otros. Para ello colaboramos con entidades como el Colegio de Psicólogos', aclara.

Pese a ello, el vicedecano de la Facultad de Psicología de la UPV insiste en que el servicio de asistencia psicológica es la base de un proyecto más ambicioso. 'Nuestra pretensión es que, con el tiempo, podamos crear una clínica universitaria en nuestro campo, como así existe en algunas facultades de Medicina, aunque es una meta a medio o a largo plazo, como lo es también la creación de un Instituto Superior de Psicología', informa.

De esta forma, según Gómez Zapiain, se lograría un mayor acercamiento y un mayor beneficio mutuo entre la facultad y la sociedad. 'A través de estas vías pretendemos establecer una plataforma que nos permita desarrollar actividades y acciones que beneficien a la sociedad a través de convenios con instituciones públicas y privadas', indica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de junio de 2002