El GIA vuelve a causar una matanza en un autobús en el sur de Argel

El nuevo jefe del grupo terrorista promete 'matar y degollar sin respiro'

Al menos doce personas murieron la noche del martes y otras nueve resultaron heridas, una de ellas de gravedad, en el ataque con ametralladoras perpetrado contra un autobús de línea, presuntamente por un comando del Grupo Islámico Armado (GIA), en Medea (80 kilómetros al sur de Argel), según fuentes oficiales. El autobús fue ametrallado en el barrio de Takbu, a las afueras de Medea, donde se trasladó ayer el jefe de la policía, Alí Tunsi, quien anunció el inminente refuerzo de la seguridad en la región de Medea frente al GIA.

Dos viajeros murieron también y otro fue herido la noche del pasado domingo en un falso control de carretera montado cerca de Larbaa (20 kilómetros al sur de Argel) por el GIA, que también ametralló un camión y un taxi.

El nuevo jefe de ese grupo armado, Rachid Abu Turab, sucesor de Antar Zuabri, que murió el pasado 8 de febrero a manos de las fuerzas de seguridad argelinas, ha afirmado que continuará la línea radical y violenta de su predecesor hasta la instauración de un Estado islámico en Argelia. 'Ni tregua, ni diálogo, ni reconciliación, ni seguridad: sangre, sangre, destrucción, destrucción', prometió Rachid Abu Turab en un comunicado. 'Seguiremos destruyendo sus cosechas, tomando sus bienes, violando a sus mujeres, decapitando en las ciudades, pueblos y desiertos', afirmó el nuevo jefe, que se comprometió a 'matar y degollar sin respiro'.

En lo que va de junio, más de 30 personas han perdido la vida de forma violenta en Argelia, según un recuento elaborado a partir de balances oficiales y la prensa. Sólo este año, la violencia ha costado más de 640 muertos, según ese mismo recuento. Desde 1992, la violencia ha causado más de 100.000 muertos, según fuentes oficiales argelinas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS