El grupo Kirch se disuelve tras la suspensión de pagos de sus dos últimas divisiones

Los bancos acreedores planean la salida a Bolsa de la sociedad gestora de la fórmula 1

El grupo de comunicación Kirch se disolvió definitivamente ayer con la suspensión de pagos de su matriz, Taurus Holding, y la sociedad que agrupaba algunas de sus más valiosas participaciones, Kirch Beteiligungen GmbH. Otro tanto sucedió ya con el núcleo del conglomerado, Kirch Media, que controla la mayor cadena de televisión privada en Alemania, y Kirch Pay TV, que gestiona la televisión de pago Premiere. En un intento de recuperar parte del dinero que prestaron al grupo, los bancos acreedores planean sacar a Bolsa la sociedad gestora de la fórmula 1, controlada por Kirch.

Más información
Las autoridades alemanas investigan a Deutsche Bank por manipulación contable

La insolvencia abre las puertas a la reestructuración y venta de los distintos negocios del grupo fundado por Leo Kirch, que había acumulado deudas superiores a los 6.500 millones de euros. Las suspensiones de pagos de ayer habían sido previstas por los especialistas y no tienen mayor efecto sobre la plantilla. Con apenas unas cuantas decenas de empleados, que ya han sido transferidos a otros negocios, Taurus Holding controlaba un 72,6% de Kirch Media y un 69,8% de Kirch Pay TV. Era también la matriz de Kirch Beteiligungs GmbH que, entre otras inversiones, gestionaba una participación del 40% en Springer, editora del influyente diario amarillista Bild, y tiene el control de la sociedad que comercializa las carreras de fórmula 1.

Con todo, el grupo en manos de administradores designados por las autoridades, ahora comienza la venta de los activos más valiosos. Los tres bancos que controlan el 58% de la participación de Kirch en la fórmula reina planean la salida a Bolsa a medio plazo de esta sociedad con el objetivo de asegurarse la devolución del préstamo de 1.684 millones de euros concedido al grupo de comunicación en 2001, según apuntaba ayer el semanario WirtschaftsWoche. Se trata del alemán Bayerische Landesbak y los estadounidenses JP Morgan y Lehman Brothers. 'La fórmula 1 es el mayor acontecimiento deportivo mundial con más de cinco millones anuales de espectadores, y una propuesta así se vende muy bien en Bolsa', señalaron fuentes cercanas al trío bancario acreedor.

Además, en estos días se ha confirmado que tres interesados estarían dispuestos a adquirir conjuntamente Kirch Media: el Commerzbank, que tomaría un 40%, el grupo editorial alemán WAZ (40%) y los estudios cinematográficos estadounidenses Columbia (20%). Fuentes del Commerzbank cifraban ayer entre 1.800 y 2.500 millones de euros el valor de esta división, propietaria de los derechos de retransmisión deportiva y de cine, que arrastra deudas superiores a 3.000 millones de euros. En caso de poder adquirir Kirch Media, la entidad financiera planea sacar a Bolsa su participación. Pero Commerzbank, WAZ y Columbia aún no han decidido si van a presentar una puja conjunta y todavía evalúan la posibilidad de aliarse con otros socios.

Compañías interesadas

Cerca de 60 compañías y entidades han dado a entender que podrían presentar ofertas en las próximas semanas, ya sea para el conjunto de Kirch Media o algunos de sus negocios. Entre ellos podrían estar también la News Corporation de Rupert Murdoch y el grupo de comunicación controlado por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. El posible desembarco de estos dos empresarios en la televisión privada alemana desde hace meses es motivo de polémica en Alemania. Tampoco está claro qué es lo que sucederá con el 40% que Kirch mantenía en la editora Springer. A manera de aval, esta participación corresponde al Deutsche Bank.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS