Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | Sexto triunfo español en Roland Garros

Ferrero: 'Sólo me he puesto una pila'

La mirada perdida, casi vacía, mientras todo el público de la pista central aplaudía a Albert Costa alzando en brazos a sus gemelas. Juan Carlos Ferrero siguió la escena desde su silla con todo el peso de la soledad del derrotado, de la ocasión perdida. El valenciano fue semifinalista en las dos últimas ediciones del Roland Garros y ayer no pudo contener el vendaval de tenis que exhibió el leridano. Costa le arrasó en los dos primeros sets y solo le dio opciones en el tercero. Fue entonces cuando Ferrero pensó que todo era todavía posible. Pero Costa no le dejó.

'Cuando gané el tercer set, pensé que también podía hacerlo en el cuarto. Y me acordé de la final que ganó Agassi', dijo Ferrero recordando que el estadounidense remontó en la final de 1999 dos sets en contra al ucranio Andrei Medvedev. 'Vi que ese era el momento de ponerme las pilas. Pero sólo me puse una'.

No quiso utilizarlo como excusa. Pero Ferrero explicó que se resintió de sus problemas físicos en las dos primeras mangas. El valenciano reveló que sus problemas en el tobillo, que casi le obligaron a abandonar el torneo, le acabaron afectando a sus abdominales, el hombro y sus aductores. 'No he estado al cien por cien en ningún momento. Pero parte de mérito es de Albert. Ha jugado un buen partido. Yo lo he hecho muy mal al principio y no le he puesto las cosas demasiado difíciles'.

El valenciano aseguró no haber acusado la presión de jugar la final -'Nunca me ha pasado eso y hoy tampoco'- aunque lo cierto es que perdió su habitual imagen de hombre de hielo. Fue todo lo contrario de lo que le sucedió a Costa que jugó más desinhibido que nunca. 'Nunca pensé que podría ganar este trofeo', dijo el leridano tras alzar la Copa. 'Este no es el día más feliz de mi vida. Lo fue cuando nacieron mis hijas'. Muchos sostienen que las gemelas han sido vitales para que Costa haya dado un paso de gigante en su carrera. El propio John McEnroe, que ha expresado su admiración por el leridano en sus intervenciones como comentarista de la NBC, confirmó esa tesis en un artículo publicado en el diario inglés Sunday Telegraph: 'Ser padre hace que todo se vea desde otro punto de vista'.

Costa, que pasará hoy de ser el número 22 del ranking de la ATP al número ocho, empezó ayer mismo a recibir agasajos. El Príncipe Felipe, que presenció el partido junto a la ministra de Educación, Cultura y Deportes, Pilar del Castillo, le regaló una camiseta de Raúl firmada por todos los jugadores de la selección española de fútbol. La Embajada española le brindó anoche una recepción y hoy será recibido en el Ayuntamiento de Barcelona y en el Palau de la Generalitat. La fiesta proseguirá después en Lleida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de junio de 2002