Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Durão Barroso: 'Portugal no debe tener complejos' ante España

El primer ministro portugués, José Manuel Durão Barroso, afirmó ayer que las preocupaciones de empresarios, banqueros y políticos sobre un supuesto desembarco español ante las próximas privatizaciones de compañías estatales son 'comprensibles', pero explicó que Portugal 'no debe tener complejo de inferioridad con relación a nadie y debe abrirse en un contexto europeo y cooperar con sus diferentes socios'. Durão Barroso afirmó que 'la posición victimista, defensiva, es la posición de la mediocridad, del atraso', y defendió 'una actitud abierta' en la que el Gobierno sea garante del interés nacional.

El primer ministro explicó que las preocupaciones de empresarios, políticos y banqueros sobre la denominada 'amenaza española' son 'preocupaciones comprensibles en un país que se está abriendo en un contexto de integración económica, en un país con una frontera abierta y en contacto con una economía (la española) más avanzada que la portuguesa'. 'Mi posición', explicó, 'es que Portugal no se desarrollará si es un país cerrado; sólo una economía abierta puede ser una economía desarrollada'. Durão Barroso añadió que 'la apertura es la postura correcta para Portugal'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de junio de 2002