La valenciana María García-Lliberós obtiene el Ateneo de Novela

'Como ángeles en un burdel' es el diario de una mujer que se enfrenta a su pasado sentimental

La escritora María García-Lliberós (Valencia, 1950) se hizo ayer con el 34º Premio de Novela Ateneo de Sevilla, dotado con 43.000 euros, por la obra Como ángeles en un burdel, presentada al certamen con el nombre Locuras que conducen a la felicidad y el seudónimo Pepita Tarín. Como novela de sentimientos con tintes eróticos definió ayer la autora la obra ganadora, narrada en primera persona por una mujer joven que se enfrenta a su educación sentimental.

Ambientada en Valencia, Como ángeles en un burdel, que será publicada por la editorial Algaida, es el diario de Angélica, una mujer de 32 años 'que se enfrenta con su pasado'. 'Es la historia de su educación sentimental, marcada por una relación que mantuvo de adolescente con un hombre bastante mayor', explicó García-Lliberós, que compagina su trabajo como economista en el Ayuntamiento valenciano con la crítica literaria en revistas y los artículos de opinión en la edición valenciana de EL PAÍS.

La novela refleja también un conflicto generacional de su protagonista. 'Pertenece a una generación de la democracia que puede juzgar a sus padres, declarados antifranquistas que luego cambiaron mucho', añadió la escritora, que ya quedó finalista del Ateneo en 1999 con Equívocos, una novela sobre la impostura y la doble vida de un juez homosexual. Sobre esta última, que obtuvo el Premio de la Crítica Literaria Valenciana en 2000, el cineasta Miguel Perelló va rodar en verano una película, Todas las mentiras, interpretada por José Coronado, Imanol Arias, Goya Toledo y Esther Arroyo.

Según García-Lliberós, la narración, de 250 páginas, es también la historia de la segunda mitad del siglo XX en España. Su ciudad natal es, por primera vez en sus novelas, el escenario explícito de la acción. El mar, la sensualidad mediterránea y las calles de Valencia impregnan la historia. 'Es más una recreación literaria de la ciudad que una descripción minuciosa. Me he sentido muy cómoda caminando por ese itinerario literario. Valencia tiene fama de ser poco literaria, pero para mí nutre la fantasía'.

Ésta es la cuarta novela de García-Lliberós. Sus libros se centran en las relaciones personales 'en la distancia corta', ya sean de pareja, entre amigos, generacionales o del entorno doméstico. 'Mis novelas son muy psicológicas. Me gusta ahondar en las obsesiones a las que siempre voy dando vueltas'. Las fantasías con un toque erótico y las relaciones afectivas están muy presentes en Como ángeles en un burdel. Si en Equívocos, la autora describía la doble vida del personaje, en ésta se inclina por las múltiples facetas de la personalidad, 'que pueden ser muy diversas según sea el interlocutor'.

En la modalidad del 7º Premio Ateneo Joven, dotado por el ayuntamiento con 12.000 euros, resultó premiada La senda de los locos, del periodista madrileño David Tejera, que fue presentada al certamen con el seudónimo Lázaro Arena. La trama gira en torno a un atormentado Miguel Ángel que deja inconclusa una obra cuyo secreto se desvelará por un escultor cuatro siglos después.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS