Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Ponferrada dimite tras ser condenado por acoso sexual

El alcalde de Ponferrada, Ismael Álvarez, del PP, dimitió ayer de todos sus cargos públicos -es también diputado autonómico en Castilla y León- tras conocer que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León le había condenado por acoso sexual a la ex concejal Nevenka Fernández.

La sentencia, que incluye el voto particular en contra del presidente de la sala, castiga a Ismael Álvarez con nueve meses de multa, a razón de 24 euros al día, y le obliga a indemnizar a la ex concejal con 12.000 euros por 'el sufrimiento moral que afectó a su bienestar personal'. El alcalde anunció que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo. 'Soy inocente. He sido víctima de un linchamiento político', declaró tras conocer la sentencia.

El tribunal considera probado que el alcalde de Ponferrada solicitó de manera reiterada los favores sexuales de su entonces concejal de Hacienda, Nevenka Fernández, con la que había mantenido anteriormente una relación sentimental. Esta insistencia 'provocó en la víctima una situación intimidatoria, hostil y humillante'. Los jueces consideran que la conducta del regidor está tipificada como acoso sexual en el Código Penal (artículos 184.1 y 184.2). La condena por los dos delitos que se imputan a Álvarez está tipificada con penas que van de 9 meses a 18 meses de multa.

Izquierda Unida y el PSOE consideraron 'irrisoria' y 'benévola' la sentencia. El PP aconsejó al PSOE que aplique 'la misma doctrina' con sus altos cargos que tienen condenas similares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de mayo de 2002