Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FBI aborda la mayor reforma de su historia tras los graves errores del 11-S

Los errores de la policía norteamericana en relación con los atentados del 11 de septiembre han obligado a que el FBI aborde la mayor reorganización de su historia. Su director, Robert Mueller, anunció ayer que casi 2.200 de sus 11.500 agentes en nómina estarán en unidades antiterroristas. Se contratará a 900 nuevos agentes expertos en idiomas, ordenadores e investigaciones científicas y se creará una oficina de coordinación con la CIA. Los equipos de rescate culminarán hoy, con una sencilla ceremonia, los trabajos de desescombro en la zona donde se ubicaban las Torres Gemelas, en Nueva York. El martes por la noche se cortó la última viga de la estructura de los edificios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 2002