200 escolares pasaron por el programa para superdotados

A los niños superdotados, el colegio de lunes a viernes se les queda pequeño. Por esta razón, la Consejería de Educación, la Fundación CEIM y el Ministerio de Educación firmaron un convenio para que los más listos aprendan a explotar sus potencialidades.

'Los programas de enriquecimiento extracurricular son actividades complementarias a la educación reglada, y están dirigidos a potenciar la creatividad y a favorecer las actitudes de cooperación frente a comportamientos competitivos', señaló ayer la directora de Promoción Educativa, María Antonia Casanova, en la clausura de estos cursos, por los que este año han pasado 198 niños superdotados de primaria, secundaria y bachillerato.

Más alumnos

Sin embargo, las previsiones de la consejería para el próximo curso van más allá: esperan que participen hasta 260 alumnos en los programas, que se celebran en el instituto San Isidro. En el año 1996 la Comunidad promovió un estudio para detectar a los superdotados. Sobre una población de 19.000 niños (el 5% están en primaria), el estudio descubrió 213 niños repartidos entre 65 centros escolares, a los que se le ha animado a acudir a estas actividades.

Las actividades realizadas -periodismo, teatro, informática o talleres para los padres- no están encaminadas a ampliar los conocimientos, sino a que los superdotados adquieran herramientas para tener más éxito en el colegio. Y es que, curiosamente, muchas veces son los más inteligentes los que fracasan con las notas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción