8.000 vecinos rechazan con sus firmas el tanatorio de Carabanchel

Los residentes temen que el Consistorio autorice también un crematorio

Los vecinos de Carabanchel han recogido más de 8.000 firmas y convocarán una manifestación en los próximos días contra el tanatorio autorizado por el Ayuntamiento junto al parque del Alto de San Isidro, adyacente a la Sacramental de Santa María. En este distrito, con 230.000 residentes, ya existen siete cementerios, por lo que el nuevo permiso municipal para abrir el tanatorio privado ha provocado la indignación de los vecinos.

El portavoz de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Carabanchel, Gabriel Lozano, afirma: 'Hemos recogido 8.000 firmas y seguimos recogiendo más en todas nuestras asociaciones'. Hasta el momento, son 11 los grupos vecinales que se oponen a esta instalación funeraria (ver EL PAÍS de ayer). Lozano vaticina: 'Nos reuniremos el martes y es probable que entonces la cifra haya aumentado sensiblemente'. El portavoz cree que en la reunión de mañana se acordará convocar una manifestación contra el tanatorio autorizado por el Consistorio en el Alto de San Isidro, junto a la Sacramental de Santa María, una protesta que podría tener lugar, si la autoriza la Delegación del Gobierno, a final de mes.

A juicio de Lozano, 'Carabanchel ya sufre bastante el estar rodeado de cementerios y esto quitará espacio de una zona verde que pueden disfrutar los vivos'. 'Además, podría impedir que en el terreno próximo se instalen un polideportivo y otros servicios que se habían prometido al vecindario', subraya.

El concejal del distrito, Carlos Izquierdo, del PP, replica: 'Hemos autorizado el tanatorio porque la solicitud reunía todos los informes favorables y debíamos darla, así como hemos denegado la licencia para instalar un crematorio porque no se daban las condiciones para instalarlo'. Según Izquierdo, 'el terreno en el que se va a hacer es privado y el plan general prevé que se pueda utilizar como tanatorio'. 'Pedimos informes al Área de Medio Ambiente, a la Comisión Mixta de Patrimonio y la de Seguimiento del Plan General, y todas dieron informe favorable, por eso se concedió la licencia', agrega el edil.

Distancias

Los solicitantes eran la funeraria privada Interfunerarias y la hermandad de la Sacramental de Santa María, que también pidieron licencia para crematorio. 'Y no se les otorgó porque no cumplían con las distancias que una instalación de este tipo debe mantener con respecto a las viviendas', explica Izquierda.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero Lozano desconfía de esta denegación, ya que 'el informe insinúa que si el crematorio se situara pocos metros más allá de donde estaba previsto, se autorizaría'. 'Así que nos tememos que en seis meses presenten otro proyecto de crematorio y se lo aprueben', dice. El portavoz vecinal augura que el Ayuntamiento está esperando a que entre en vigor una normativa por la cual 'no va a hacer falta que el propietario de un tanatorio pida un permiso especial para implantar un crematorio, sino que con que esté a 500 metros de la vivienda más cercana, se va a poder implantar sin autorización'.

Respecto al polideportivo que los vecinos ven peligrar con esta nueva instalación, Izquierdo aclara que 'la Sacramental de Santa María tiene forma de U y el tanatorio se instalará en uno de sus brazos, mientras que el terreno que queda dentro, que es del Ivima, seguirá siendo para los equipamientos previstos'. Entre ellos, Izquierdo señaló un polideportivo en una parte de la parcela, que el Ivima tiene previsto ceder al Consistorio, y otros servicios públicos para el distrito que el propio Ivima tiene previsto realizar allí. Izquierdo admite que, 'con las obras, algunos árboles tendrán que ser trasplantados'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS