Miles de personas secundan en Bilbao la marcha de Elkarri

Jonan Fernández pide a ETA que escuche a la sociedad y a Aznar que no ilegalice a Batasuna

La marcha que recorrió ayer las calles de Bilbao bajo el lema Por un acuerdo plural al servicio de la paz, convocada por el movimiento social Elkarri, fue secundada por más de 10.000 personas, entre ellas la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, cuatro consejeros del Gobierno vasco y representantes de todos los partidos y sindicatos, salvo el PP.

La cabeza de la manifestación echó a andar sobre las 17.45 y, tras discurrir en silencio por el centro de Bilbao, tardó menos de una hora en llegar hasta las escalinatas del Ayuntamiento. Junto a representantes de todas las formaciones, salvo del PP, y de las cuatro principales centrales ELA, CCOO, UGT y LAB, destacó la representación del Gobierno, con su vicelehendakari a la cabeza y los consejeros Gabriel Inclán (PNV), Anjeles Iztueta y Joseba Azkarraga (EA) y Javier Madrazo (IU), y la presencia de uno de los impulsores del proceso de paz en Irlanda del Norte, el padre Alec Reid.

Pero lo que más destacaron los dos principales responsables de Elkarri, Jonan Fernández y Bittor Aierdi, fue 'la pluralidad' de los asistentes. Al igual que ha ocurrido durante los 16 meses que lleva en marcha la Conferencia de Paz, la única formación que no ha participado en ninguno de los grupos de trabajo ha sido el PP, algo que Fernández aseguró respetar.

En su intervención, el coordinador general de Elkarri anunció que a finales de este mes decidirán, junto al equipo de moderadores encargado de redactar con los representantes de los partidos un folio en favor de un acuerdo plural, el diseño del final de la Conferencia de Paz.

Fernández abogó por impulsar una solución al conflicto en Euskadi 'sin violencia, con diálogo y entre todos' los ciudadanos. Por todo ello, el portavoz de Elkarri renovó su apoyo a las víctimas, pidió a ETA que escuche la voz de la sociedad vasca, harta ya de tanta violencia, y defendió el pluralismo y la convivencia. Y en ese punto apeló al Gobierno de José María Aznar para que reconsidere su decisión de dejar 'sin expresión política y electoral' a una parte de la sociedad vasca, en alusión a Batasuna. 'Aquí no sobra nadie' para construir la paz, concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 18 de mayo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50