Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ES EL MOMENTO DE.. | PROPUESTAS

Una visita a las colmenas

Con la primavera, millones de abejas comienzan a producir miel. La primera, la de romero. En Horche, Guadalajara, se pueden visitar colmenas y ver a los insectos en plena actividad

A principios de mayo, el campo español se convierte en una inmensa fábrica de miel. Una factoría en la que están empleadas miles de millones de abejas que producirán de aquí hasta finales de verano 30.000 toneladas de este alimento rico en proteínas, minerales y vitaminas.

En la Alcarria, Guadalajara, donde se produce la primera miel con denominación de origen de España, se empieza a consumir en estos días la miel de romero, cuya planta florece pasado el invierno. Es la primera del año y la más apreciada por su perfume y fino sabor. Luego, la de tomillo, cantueso y la llamada de mil flores; la de lavanda, entre junio y julio, y finalmente la de espliego de monte, en agosto. A partir de este momento, la actividad en las colmenas es frenética.

Los aproximadamente 30.000 insectos que habitan en cada una de ellas se afanan en su trabajo. La reina, una por colmena, pone los huevos; si ha sido fecundada por los zánganos dará abejas obreras; si no, zánganos. A las obreras, que son mayoría, les toca el trabajo duro: hacer cera para las celdillas, limpiar, alimentar a las larvas y a la reina, proteger la comunidad y, por supuesto, recolectar el polen con el que fabricarán la miel. Pueden volar hasta tres kilómetros a la redonda en busca de un buen lugar de recolección. Cuando lo encuentran, regresan y mediante movimientos semejantes a una danza indican a sus compañeras la posición y la distancia al sitio.

Toda esta intensa actividad se puede apreciar estos días visitando una colmena. Por ejemplo, en Horce, un pueblecito a 10 kilómetros de Guadalajara, en la Alcarria. Durante una hora, aproximadamente, se observa la colmena por dentro, se sacan los panales y se aprende a distinguir los diferentes tipos de insectos, y se ve cómo entran y salen las obreras. Por supuesto, siempre equipados con trajes completos y caretas para evitar, en lo posible, las picaduras. Si es tiempo de extracción -hay tres cosechas al año-, se asiste también al proceso; todo gratis.

- Visitas a las colmenas de Horche (619 15 62 77 y 949 21 04 67).

- Oficina de Turismo de Guadalajara (949 21 16 26).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de mayo de 2002