Los hinchas del Madrid causaron daños valorados en 200.000 euros en Cibeles

PSOE e IU solicitan un acuerdo municipal que impida a los futbolistas subirse a los monumentos

Los partidos políticos de la oposición municipal (PSOE e IU) han solicitado al alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, del PP, un acuerdo municipal para impedir a los futbolistas que se suban a las estatuas cuando celebren los títulos. 'No podemos poner en peligro el patrimonio de la ciudad', señaló ayer Rafael Simancas, secretario general de la Federación Socialista Madrileña. En términos similares se manifestó Inés Sabanés, portavoz de IU: 'Es necesario hacer una ordenanza'. Los desperfectos causados por la fiesta en Cibeles se evalúan en 200.000 euros, según fuentes municipales.

Más información
La Academia de Bellas Artes denuncia un "atentado" contra la fuente de la Cibeles
La Academia de Bellas Artes denuncia un "atentado" contra la fuente de la Cibeles

¿Quién se atreve a decirle a Raúl que no se suba a Cibeles para festejar la novena Copa de Europa? Ésa es la pregunta que se hacían ayer los partidos de la oposición municipal tras contemplar las imágenes de la fiesta en las calles de Madrid. La euforia que despierta un título tan importante entre los ídolos y su hinchada parece imparable. La forma de poner coto a la fiesta parece posible, según PSOE e IU, a través de un acuerdo municipal que los clubes se vean obligados a cumplir. 'Tiene que ser Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, quien le diga a Raúl que no debe subirse a la diosa Cibeles', dice Simancas.

Este año, como en ocasiones precedentes, el Ayuntamiento de Madrid y la Delegación del Gobierno pactaron con el Real Madrid que, en caso de ganar la Liga de Campeones, sólo el capitán, Fernando Hierro, podría subir a lo alto de la estatuta para mostrar la Copa de Europa. El resto de la plantilla y del cuerpo técnico debía, por tanto, limitarse a festejar el título desde la plataforma circular que rodeaba la plaza.

Pero la euforia desatada por la gloria alcanzada contagió a todos los jugadores del Madrid. Y no sólo Hierro, sino todos los jugadores, se subieron a la estatua, incluso algunos de ellos con el teléfono móvil en la mano para saludar desde allí a amigos y familiares. La fuente de la diosa había sido vaciada en las horas previas a la final del pasado miércoles.

Esta vez la estatuta no sufrió daños como cuando perdió una mano en el año 1994, cuando los hinchas celebraban la victoria de España sobre Suiza en el Campeonato del Mundo de Fútbol.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Álvarez del Manzano dijo ayer que está 'muy enfadado' por la subida de los jugadores del Real Madrid a la fuente de la Cibeles. El acalde aseguró que hablará de este asunto con el presidente del Real Madrid. 'Esta actitud no tiene sentido. Es un poco infantil'. En su opinión, la fuente de Cibeles 'no debe ser objeto de agresión como consecuencia de ninguna celebración deportiva'. Álvarez del Manzano aseguró que pidió al Real Madrid que los jugadores no subieran a la estatua y recordó que a los jugadores del Atlético de Madrid no se les autorizó el acceso a la fuente de Neptuno tras conseguir recientemente el ascenso a Primera División.

El alcalde, al margen de la petición de los partidos de la oposición que solicitan un acuerdo municipal, aseguró: 'Una de las medidas que tenemos que tomar es que los medios informativos no hagan llamamientos a los aficionados para que acudan a la Cibeles. Ayúdenme, no digan por los micrófonos 'hay poca gente, hay mucha gente en Cibeles'. Digan 'vayan todos al Vicente Calderón,al Santiago Bernabéu, al Teresa Rivero'. Que no sea sólo yo el que pida que no se vaya a Cibeles'.

El aviso de Diego Alonso

Diego Alonso, delantero del Atlético de Madrid al que la policía impidió subir a la fuente de Neptuno para festejar el ascenso a Primera, advirtió al alcalde: 'Me parece bárbaro que a los jugadores del Madrid les hayan dejado festejar la Copa de Europa en Cibeles, pero que Manzano no se despiste. Cualquier día aparezco yo hablando con Neptuno. Que ponga vigilancia 24 horas'.

Según fuentes municipales, los desperfectos causados por la fiesta se evalúan en 200.000 euros, 60.000 de ellos por destrozos en el mobiliario urbano.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS